martes, 17 de enero de 2017

Bandas sonoras míticas de películas (IV)


Dirigida por Ridley Scott y estrenada en 1982, está considerada como una de las mejores películas de la era moderna, y un título absolutamente de referencia a la hora de hablar de ciencia ficción en el cine. No en vano, la historia está inspirada en una novela de Philip K.Dick, autor de referencia para los aficionados a este género que tantas historias aporta y del que el cine bebe cada vez más. Dicha novela se titulaba "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?", pero Scott buscó y buscó un título más atractivo y potente, hasta que dio con este de mayor relevancia.
Blade Runner nos sitúa en un futuro distópico, aproximadamente en el año 2019, donde la ciencia ha avanzado tanto que se pueden crear copias casi exactas de los seres humanos que se dediquen a los trabajos más arriesgados. Estos seres, que reciben el nombre de replicantes, son como una versión mejorada del ser humano en el aspecto físico, pero también tienen carencias a la hora de sentir y expresar emociones, eso si, el modelo Nexus 6 tiene el problema de que sólo tiene 4 años de vida. Aún así, debido a que su número ha crecido tanto en los últimos años, se acaban convirtiendo en una minoría que puede resultar peligrosa, o revoltosa al menos, y se prohíbe su presencia en La Tierra, si bien son esenciales en otras colonias fuera de nuestro planeta.
La banda sonora de Vangelis, es simplemente espectacular. Hay muchas veces que las bandas sonoras de las películas son un apoyo sin más, en este caso forma parte, o es la médula espinal de lo que se nos cuenta. Para ello Vangelis, que venía de ganar el Óscar con Carros de fuego el año anterior, define el tempo de la narración, contribuye de manera decisiva a la ambientación, y sobre todo nos sumerge en unas sensaciones que nos meten de manera definitiva en el universo futurista que propone el director, sin que nos demos cuenta.


Os dejo con el Blade Runner Theme... delicia absoluta.

viernes, 6 de enero de 2017

Paterson (2016)

Cartel del film

Jim Jarmusch dirige Paterson, un film, que habla de un hombre llamado así y que vive y trabaja en una ciudad no muy grande, también del mismo nombre, perteneciente a New Jersey, Estados Unidos. Él es conductor de autobús, y en sus huecos y ratos libres es poeta, antes de iniciar su jornada laboral retoca versos, al igual que en su descanso para comer, y encuentra inspiración en la realidad de las conversaciones cotidianas del autobús, en las charlas que mantiene con su mujer Laura, en la caja de cerillas que utilizan ambos y que ve cada mañana cuando desayuna, en los encuentros por la calle cuando pasea a Marvin, su perro, en los sucesos que hay en su bar habitual, etc.,


Pero el acercamiento de Paterson a la literatura y a la poesía en concreto, parte de una serie de autores, alguno paisano incluso, que los tiene como referentes y responde a una de las más fieles definiciones de pureza y verdadero amor al arte. Paterson tiene como musa a la propia vida, a la que rinde homenaje constante con cada una de sus composiciones (quizás sobra al principio de la película la repetición continua de los versos), que tienen por un lado una ingenuidad juvenil, pero con detalles y agudeza, y cuya base son sentimientos honestos, los de un hombre tranquilo, paciente y que pocas veces se altera.



Adam Driver da vida a Paterson, en una actuación contenida pero brillante, mientras la bellísima Golshifteh Farahani interpreta a Laura, su pareja, una persona completamente opuesta a él, con gran acierto. Si Paterson está chapado a la antigua, no utiliza móvil (sólo en casos de emergencia pide uno) y lleva una vida rutinaria, ella está todo el día en casa pintando, haciendo cupcakes o comprando una guitarra por internet para poder ser cantante de country, según ella. Su estilo estravagante y bastante curioso, también lo aplica a la cocina, cosa que a veces puede chirriar a Paterson, que ni se inmuta.


Más allá de si la vida del protagonista es criticable o no, su visión desde el punto de vista del poeta es extraordinaria, ya que se emociona con la belleza natural de las cosas, tal y como son, sin artificios, como cuando se cruza con una niña que también es poeta como él, y ella le recita unos versos que ha escrito y a él le parecen de una armonía y belleza sublimes, es entonces cuando en su mundo todo es perfecto, todo se alinea, y todo encaja.
Es evidente que Jarmusch compone un film de rasgo lírico con un ritmo pausado, pero cuya historia te embauca, a pesar de que la vida de su protagonista no es precisamente de cambios bruscos, pero incide en la recuperación de los valores pasionales, como amar la naturaleza, y la felicidad que ocultan las cosas más sencillas.


Es fácil caer en la crítica a un personaje como Paterson, meterlo en el grupeto de gente media que lleva una vida rutinaria para llegar al fin de semana, pero claro eso le da de comer a él y a su chica, cuyos ingresos son ocasionales en alguna feria que vende sus cupcakes caseros. Pero cuando nuestro hombre, basado en su rutina, saca su lado de poeta, él mismo se libera y ve un horizonte completamente distinto. Eso si, en ningún momento el director juzga a sus personajes, te los muestra pero sin prejuicios.
Interesante también el contraste que se nos ofrece con uno de los tipos habituales del bar donde toma su cerveza diaria mientas pasea al perro, ya que por un lado ve a un tipo que es rechazado por otra mujer constantemente, mientras él tiene a una guapísima mujer cuyos puntos de conexión son teóricamente lejanos, ese infeliz-feliz.


En definitiva, una buena película, de cine de autor si, pero de esas historias distintas y diferentes que te dejan pensativo, y gracias a las cuales sabes que hay muchas veces que tomarse la vida de otra manera y apreciar otras ciertas cosas.

Os dejo con el tráiler.

sábado, 31 de diciembre de 2016

Las mejores películas de 2016 (1-5) Parte 1


Bueno pues llegamos a las cinco películas que por una u otra razón más me han gustado, impactado o con las que he disfrutado enormemente desde mi butaca. Aquí hay desde el regreso a la dirección de un actor, que cuenta por obras maestras todas las películas que ha dirigido, tres películas de superhéroes a cual más buena, siendo las tres variadas y desde luego divertidísimas y la película española revelación, con un actor que ha dirigido su ópera prima de forma y manera brillante.



*1)HACKSAW RIDGE de Mel Gibson

Diez años llevaba Mel Gibson sin ponerse detrás de la cámara desde Apocalypto, y aunque aquí coge las riendas de un proyecto de encargo, lo hace suyo, sin dudarlo. Si se repasa la filmografía como director del actor australiano, no tiene ningún paso en falso, y sus films no bajan del 9'5, y en este caso sigue la misma senda. 
En este nuevo trabajo, traducido aquí como "Hasta el último hombre", nos narra la toma de Hacksaw Ridge en Okinawa, Japón, II Guerra Mundial, pero desde el punto de vista y la personalidad de Desmond Doss, interpretado excepcionalmente por Andrew Garfield, además de mostrarnos la biografía del personaje con un enorme respeto.
No vamos a ocultar que, Mel Gibson en su trayectoria ha ensalzado la figura del héroe, William Wallace, Jesús, etc., pero en este caso éste héroe no tiene, por así decirlo, un camino de rosas precisamente hasta conseguir su propósito (tampoco los otros lo tuvieron). Desmond Doss era originario de Virginia, hijo de un cabo que luchó en la I Guerra Mundial, y que quedó bastante tocado mentalmente, lo que le convierte en un borracho que pega a su mujer y dos hijos. Pero Desmond es un chico sencillo, muy religioso y cuyas convicciones, nada habituales, le llevan a alistarse en el ejército sin pretender tocar un arma, lo que evidentemente le granjea no pocas dificultades, tanto en la base militar donde se entrena, como con los mandos superiores. Pero la fe en sus convicciones, le harán pasarlo realmente mal, y le harán incorruptible en su decisión, algo que le llevará al éxito personal.
La historia del primer Objetor de conciencia del ejército americano, sin duda, para mi, la mejor película del año.

Os dejo con el tráiler.







*2)DEADPOOL de Tim Miller


Muchas eran las ganas en su día, que un servidor había acumulado de ver Deadpool, no sólo por su éxito, sino porque ya desde que vi su tráiler, me atrajo su humor ácido y me dio la impresión de que visualmente me iba a gustar, y leches que si me gustó, salí encantado.
Conocer la génesis y evolución de este personaje se me antoja esencial, ya que Deadpool representa una conjunción o mezcla de varios temas clásicos en la era moderna del cómic, por un lado el humor negro, la sexualidad por otro, el "anti heroísmo" (el menos convencional de Marvel sin duda) además de la reflexión y la crítica.
Incluso y por si fuera poco, hay una similitud curiosa con otro antihéroe de la literatura universal, el Quijote de Cervantes, con el que comparte el delirio y el humor.
Deadpool es un mercenario bocazas al que interpreta Ryan Reynolds como Wade Wilson, un ex-operativo de las fuerzas especiales, reconvertido a mercenario y que tras ser sometido a un cruel experimento por Francis, alias Ajax, el villano interpretado por Ed Skrein, adquiere poderes de curación rápida, pero volviendo su rostro y su cuerpo agrietado, adoptando entonces el alter ego de Deadpool, con un disfraz rojo y negro que le cubre el cuerpo. Armado con esas nuevas habilidades que le dio el experimento y que por contra le eliminó el cáncer que padecía, además de su oscuro, ácido y retorcido sentido del humor, intentará dar caza al hombre que casi destruye su vida.
Lo pasé en grande y salí dando botes por lo bien que me lo pasé, muy divertida.

Os dejo con el tráiler.








*3)DOCTOR STRANGE de Scott Derrikson


La lucha entre Marvel y DC Comics sigue siendo de alto nivel, y para que no se agoten todos los cauces, una de las soluciones ha sido juntar franquicias, como este año en Capitán América: Civil War o bien Batman Vs Superman: El amanecer de la justicia. Por otro lado, en Marvel exclusivamente de pequeños personajes se sacaron incluso una película entera, como Ant-Man y Deadpool con resultados realmente buenos y de mucha calidad, regenerando el cartel de superhéroes, incluso con alguno que es antihéroe, es decir, ampliando la paleta.
Pero aún se puede rascar de la saca, y de un cómic complicado ha nacido Doctor Strange, y el resultado para mi ha sido excelente. Nunca fue un cómic referente, estaba en la lista de espera, pero a la hora de pasar a la pantalla, triunfa con Scott Derrickson como director.
Stephen Strange, interpretado por el siempre brillante Benedict Cumberbatch, es un doctor de éxito que vive a todo trapo, y cuya vida cambiará después de un accidente automovilístico que le deja con sus manos destrozadas y nerviosas, impidiéndole volver a ejercer su profesión igual. Busca soluciones en la medicina tradicional y le falla, por lo que se ve obligado a buscar una cura y esperanzas en una comunidad aislada y remota llamada Kamar-Taj. Enseguida se dará cuenta de que el sitio no es sólo un centro de recuperación, sino una cuna de lo que es un pequeño comando que lucha contra las fuerzas oscuras y ocultas empeñadas en destruir nuestra realidad. Allí será tutelado por la Abuela (Tilda Swinton), que posee un poder fuera de lo común. 
Excelente film, desarrollado con gran empaque y brillantez en todo su metraje.

Os dejo con el tráiler.









*4)CAPTAIN AMERICA: CIVIL WAR de Anthony Russo y Joe Russo



La nueva película de Marvel, Capitán América: Civil War, que tiene como directores a Anthony Russo y Joe Russo, los mismos de la anterior y exitosa entrega, me resultó muy disfrutable. Esta cinta bien podría haber llamado Los Vengadores 3 y realmente se trata de un disfrute de alto nivel. El punto de partida, patente en el título, es la serie de cómics que enfrentó a algunos de los superhéroes más importantes del universo de Marvel hace ya unos cuantos años, y con una premisa muy similar, ya que está muy bien enfundarse un traje de neopreno y repartir galletas a diestro y siniestro, pero esos actos de valentía tienen daños colaterales en víctimas inocentes, que pasaban por el lugar en ese momento.
Ya en Vengadores: La Era de Ultrón, pudimos ver las primeras grietas de la relación entre Iron Man y Capitán América, pero ahí se trataba de una fricción necesaria por la propia trama del film, pero aquí pasa a ser el tema central, liderando cada uno de ellos facciones distintas de Los Vengadores ante una disyuntiva que no puede solucionarse a leñazo limpio. Eso es lo que les lleva a un callejón sin salida.
La fuerza de este film, reside en el planteamiento de Marvel, que ya se veía en Iron Man 3 y en Los Vengadores: La Era de Ultrón, es decir un Tony Stark más consciente que nunca de sus actos se pone del lado del Gobierno, para pedir a sus compañeros de aventuras que hay que bajar el pistón, someterse a las órdenes de Naciones Unidas, y dejar de tomarse la justicia por su mano.
La escena del aeropuerto es de lo mejor que he visto en todo el año.

Os dejo con el tráiler.







*5)TARDE PARA LA IRA de Raúl Arévalo


Ópera prima del actor Raúl Arévalo, esta Tarde para la ira, y está claro que lo de dirigir ya lo llevaba dentro hace tiempo. Arévalo tiene 36 años, y tiene un nombre muy importante como actor dentro del cine español, con películas como "Azul oscuro casi negro", "El Camino de los Ingleses", "Gordos", "Primos", "La Gran Familia Española" o la magnífica "La Isla Mínima". Aquí, con un guión perpetrado por él mismo y David Pulido, es bueno meterte en la trama sin saber casi nada (así fui yo a verla), porque de esa forma los dos o tres giros brillantes que tiene, hace que te sorprendan y enriquecen de manera impresionante su propuesta.
El film comienza con un potente prólogo, la clave del mismo, rodado con un breve pero muy enérgico plano secuencia, casi sin diálogos, exponiendo un drama urbano que se desarrolla en barrios de zonas humildes de Madrid. En este aspecto, ver escenas rodadas en mi barrio de toda la vida, me resultó realmente impactante. Pero también destaca, y mucho, la puesta en escena, con un seguimiento muy asfixiante de los personajes, de espaldas a muchos de ellos, donde la música brilla por su ausencia y se fomenta ese "estar tan encima de los personajes" (que casi les da con la cámara) para mezclarlo con los sentimientos de los personajes, donde el trasfondo es sucio. 

Los dos o tres giros cruciales en la trama que hacen que el film que comienza como drama urbano, pase a ser un thriller rural de consecuencias insospechadas. Esta mixtura de textos, tonalidades e influencias del film (La Caza de Carlos Saura me viene a la mente por ejemplo) hace que el guión no tenga fisuras, sea sólido y que presente grandes credenciales de cara al futuro. En cuanto a los protagonistas, tanto Antonio de la Torre como Luis Callejo y el descubrimiento de Ruth Díaz como gran actriz, están geniales.

Os dejo con el tráiler.

Las mejores películas de 2016 (6-10) Parte 2


Éste año que hoy acaba ha sido complicado para el que escribe, y con muchas situaciones personales, tanto agradables como difíciles, pero ha tenido buena cosecha de películas, y yo paso a dar una lista de las 10 mejores, de aquellas que he podido ver, y que más me han transmitido, fascinado o impactado.
Haciendo memoria rescato ahora las que han quedado en los puestos del 5 al 10, es decir, que me han gustado pero por alguna circunstancia no me han acabado de rematar del todo, o porque tenían algunas por encima que eran de mayor gusto personal.. Lo malo en esto del cine es que, como es sabido, hay películas sobre todo americanas, que se estrenan allí a final de este año y aquí no se ven hasta el año siguiente 2017, por lo que a veces algo se escapa.


*6)EL HOMBRE DE LAS MIL CARAS de Alberto Rodríguez 

Alberto Rodríguez ya llamó la atención en su día con la buena película Grupo 7 (2012), pero con La Isla Mínima (2014) alcanzó el zénit, cuyo triunfo en los Goya así lo corroboró. El techo estaba muy alto, y eso siempre impone, pero aquí para la realización de este film, ha contado con un elenco de actores impresionante y se ha metido con una historia, donde guión hay de sobra. Ese guión está basado en el libro de Manuel Cerdán, cuya adaptación ha corrido a cargo tanto por el propio director, como por Rafael Cobos. Pero teniendo en cuenta, todo los ríos de tinta que provocó el Caso Roldán en su día, en lo que ha dado en el clavo Alberto Rodríguez, es sin duda, en huir de parafernalias y efectismos baratos, para mediante un thriller tenso, contarnos qué pasó y como pasó, centrándose en la figura de Francisco Paesa.
La cinta en muchos momentos se convierte en un biopic improvisado sobre la figura de Francisco Paesa, interpretado por un fastuoso, como siempre, Eduard Fernández, que a pesar de que su personaje tiene ciertas limitaciones, desde el primer momento consigue que el espectador se enganche a él.
Enorme película que deja muy claro, que a mediados de los 90 sin internet todavía y demás canales de información, existían personas muy listas que podían manejarse de manera muy diferente a la actual, en la que todo se sabe, mientras en aquellos años poco se sabía, o nada...

Os dejo con el tráiler.





*7)BATMAN V. SUPERMAN: DAWN OF JUSTICE de Zack Snyder

Batman vs Superman, El amanecer de la justicia, me planteaba dudas antes de verla, y habiendo escuchado críticas no del todo positivas sobre la misma. Hablamos, como no, de uno de los estrenos más esperados de este 2016, como ya anuncié aquí a finales de 2015. Y suele pasar, que cuando vas con temores y muchas dudas, luego el visionado supera con creces la idea que tu te habías hecho a tenor de lo leído, dicho y comentado. Estamos ante una gran película, con grandes momentos y muy bien hecha, ya que su director Zack Snyder desarrolla los conflictos interiores de los dos protagonistas principales, proclamando el manejo de personalidades de los mismos y profundizando en los arquetipos de esa dualidad principal que son el hombre murciélago por un lado y el hombre de acero por otro, ambos sustentadores del universo DC Cómics.
Hablamos de una película por momentos sublime, que técnicamente me parece un portento, en la que la fotografía es impresionante, dibujando casi un lienzo en cada plano, además de tener una cuidadísima iluminación. A pesar de ello, recibió muchas críticas, creo que algunas injustificadas, y aunque no querían pegársela en taquilla, esas críticas feroces no favorecieron, tema que luego acusó el Escuadrón Suicida. Ben Affleck estaba muy bien, mejor de los esperado y Henry Cavill en su línea.

Os dejo con el tráiler.





*8)ARRIVAL de Denis Villeneuve

La nueva película de Denis Villeneuve, al que se le espera en esa segunda parte de Blade Runner "Blade Runner 2049" para el año que viene, ha hecho su primera incursión en el cine de Ciencia Ficción, con un gran resultado. Sicario, su anterior película comentada aquí en su momento, me pareció muy buena en otro género. Los suyos son films de profundidad, y que van más allá en la búsqueda de secretos ocultos y emociones de la condición humana.
La verdad, es que el film venía precedido de excelentes críticas, y eso tiene por un lado que la visiones con más detalle, y por otro que cree expectativas demasiado elevadas en un tema como es el del contacto de la humanidad con visitantes extraterrestres, que ya ha sido muy trillado en el mundo del séptimo arte.
¿Cabía la posibilidad de dar otro giro más? de ¿dar otra vuelta de tuerca? Parece por lo visto que si, ya que esta adaptación del libro de Ted Chiang, guionizado por Eric Heisserer, dan una vuelta al concepto usado hasta ahora. Aquí cuando los misteriosos monolitos, hasta 12 en total, llegan a la tierra, a los que se llama cascos, no se organiza de primeras una ofensiva global y se les ataca, sino que se intenta establecer contacto, entender su manera de comunicarse y saber cuales son sus pretensiones. Es por esto que una lingüista y traductora, Louise Banks (Amy Adams) y un físico teórico, Ian Donnelly (Jeremy Renner) son los protagonistas principales.
Buena película, que por momentos tiene muchos flashbacks que pueden desorientar, pero que realmente son necesarios.

Os dejo con el tráiler.






*9)SAUSAGE PARTY de Conrad Vernon y Greg Tiernan

Sin duda la película de animación del año ha sido para mi, La fiesta de las salchichas, ojo no apta para niños, sino para adultos. Se trata de un film mucho más profundo y marrano de lo que se podría esperar, pero eso si, muy muy divertido. Los guionistas Seth Rogen y Evan Goldberg insuflan a esta comedia de animación crítica a la religión organizada, algún oportuno comentario político, quizás caen en algún tópico con los temas de raza e identidad cultural, pero ante todo hay un exceso de depravación sexual y vulgaridad que no esperaba a esos niveles. En algún momento podría criticarse tanto exceso en ese sentido, pero la película es tan divertida... 
Conrad Vernon y Greg Tiernan haciendo un relato desmesurado, es a la vez inteligente, dando muchas ideas sobre el cuestionamiento de la existencia de Dios, y lo que hay en el más allá a través de la tremenda metáfora que se produce en un supermercado americano cualquiera, siendo el resultado realmente excelente. Siempre hay gente que va más allá y Rogen pone a la salchicha más inteligente de un paquete como líder, que será el que intente averiguar que es lo que realmente pasa con todos los productos cuando salen de allí.
Película divertidísima, con momentos de lo más chanantes y un final apoteósico.

Os dejo con el tráiler.





*10)SULLY de Clint Eastwood

Primera vez que Clint Eastwood dirigía a Tom Hanks, y la verdad es que la conjunción no ha podido ser más perfecta. Clint lleva una tirada de películas últimamente, en las que mezclaba muy buenas con alguna normalita, pero les faltaba algo para decir que eran impresionantes, por uno u otro motivo, pero aquí en Sully ha vuelto a la grandeza.
En este caso y basado en el guión de Todd Komarnicki, adaptado del libro de Chelsey Sullenberg y Jeffrey Zaslow, el eje argumental se articula sobre si el amerizaje que se vio obligado a realizar el piloto Chelsey "Sully" Sullenberg sobre el Río Hudson, fue correcto o no. 
Los hechos sucedieron el 15 de enero de 2009, cuando un Airbus 320 iniciaba lo que era un vuelo doméstico de New York a Charlotte, y al poco de despegar del aeropuerto de La Guardia tuvo un choque con un grupo de aves, lo que inabilitó los dos motores del avión y tuvo que planear intentando regresar al aeropuerto de partida o a otro próximo, pero ante la imposibilidad de hacerlo, el comandante Sully (Tom Hanks) se vio obligado a amerizar sobre el Río Hudson en pleno invierno, y lo que es más alucinante, los 155 pasajeros, incluida la tripulación, salvaron la vida. Al principio todo el mundo le convirtió en héroe, pero pronto empezaría un calvario para Sully, con la investigación que tenía que determinar lo sucedido.
Gran película donde Clint vuelve a demostrar su maestría en la dirección y un gran Tom Hanks está tremendo.

Os dejo con el tráiler.

martes, 27 de diciembre de 2016

Ha muerto Carrie Fisher.


Hoy ha fallecido Carrie Fisher, a los 60 años de edad, después de que el viernes sufriera un infarto en un avión que había tomado desde Londres y con destino a Los Ángeles. Justo antes del aterrizaje se produjo el fatal hecho, y al parecer el personal que la atendió de urgencia, tardó en devolverle las constantes vitales unos diez minutos. Una vez estabilizada fue llevada al hospital de UCLA donde entró en la unidad de cuidados intensivos, en estado crítico. 
Hija de la actriz Debbie Reynolds y el cantante Eddie Fisher y apareció en algunas producciones con su madre antes de empezar su primer trabajo de cine, cuando en Shampoo (1975) interpretó  la seductora joven de Warren Beatty.


Dos años más tarde, en 1977 surgió su papel por el que sería conocida a nivel mundial, la Princesa Leia Organa en la inicialmente conocida como La Guerra de las Galaxias (1977) (luego renombrada como Una Nueva Esperanza), además de luego en El Imperio Contraataca (1980), El retorno del Jedi (1983) y 32 años más tarde en El Despertar de la fuerza o Episodio VII. Pero entre medias ¿qué más hizo? Pues apareció en 1980 en The Blues Brothers por ejemplo, en Under the rainbow (1981) y en 1983 se casaría brevemente con el músico Paul Simon y ya vino su caída a los infiernos de las drogas y el alcohol aunque todavía hizo papeles en Hollywood Vice Squad, con excepción de Hanna y sus hermanas, que ganó Óscars en 1987, aunque el film era de 1986. Luego ya pasó a trabajar de secundaria en comedias como Cuando Harry encontró a Sally (1989), Sibling Rivary (1990) o Soapdish (1991).



Para los restos será La Princesa Leia, personaje de la saga de Star Wars, hija de la senadora Padmé Amidala (que muere en el parto) y del Caballero Jedi Anakin Skywalker (posterior Darth Vader), a la vez que era hermana melliza de Luke Skywalker (Mark Hamill) y esposa de Han Solo (Harrison Ford).

Os dejo con el mítico final de El retorno del Jedi, cuando muere quemado por su hijo Darth Vader, mientras los Ewoks, Han Solo, La Princesa Leia y Luke Skywalker lo celebran en el poblado de Endor.


sábado, 24 de diciembre de 2016

Bandas sonoras míticas de películas (III)


En el año 1981 Hugh Hudson dirige una excepcional película, Carros de fuego, que se desarrollaba en los Juegos Olímpicos de 1924 en París. En esa época Gran Bretaña contaba con dos grandes atletas, Harold Abrahams y Eric Lidell, cuyas razones que les motivaban a correr eran completamente distintas, así como su vida, eran de mundos distintos, con sus creencias opuestas religiosas, pero con un objetivo claro en ambos, el triunfo.
Hugh Hudson se centra en la rivalidad de ambos, y sobre todo en la admiración y respeto que se tenían, para así intentar superarse, aunque ambos formaban parte del equipo olímpico de los Juegos de 1924.


La escena inicial, después del sepelio de Abrahams en 1978, es la carrera por la playa del equipo de atletismo británico mientras la espectacular banda sonora de Vangelis la describe, para mi una de las escenas musicadas más bonitas jamás hecha, que también vuelve al final. Vangelis y sus sintetizadores crean una atmósfera y un estilo sinfónico maravilloso, mientras la melodía se te queda para toda la vida. Es clásico, suena clásico, pero le va al pelo a la historia, que por cierto no es rigurosa para nada en los datos históricos, pero la verdad que en este caso se lo permitimos.
No olvidemos que esta cinta, entre sus múltiples galardones, recibió el Óscar a mejor Banda Sonora Original.


Os dejo con el Titles de Vangelis glorioso sonando.

viernes, 23 de diciembre de 2016

La Sesión Final de Freud (2016)


Es la primera obra de teatro de la que hablo, y lo hago aquí, en mi blog de cine, si porque si los actores van del teatro al cine y viceversa, ¿porqué no voy a hablar de teatro en un espacio de cine? Pues vamos allá. Ayer tuve la gran suerte de poder ver "La Última Sesión de Freud", una obra dirigida por la británica Tamzim Townsend e interpretada por Helio Pedregal en el papel Sigmund Freud y Eleazar Ortiz como C.S. Lewis.
Pongámonos en situación, estamos en el 3 de septiembre de 1939, justo cuando Hitler empieza a extender sus tentáculos, invade Polonia (antes Austria) e Inglaterra ese mismo día le declara la guerra a Alemania. Mientras tanto, Sigmund Freud que tuvo que emigrar a Londres donde refugiado entre libros y reproducciones de figuras divinas de la antigüedad, libra su particular batalla contra un cáncer de boca. Tiene recomendado no hablar, no fumar, pero no obedece a ninguna de esas recomendaciones médicas, lo que acelera su empeoramiento de salud, aunque para él esos dos vicios le regeneran como pensador. Así se mezclan su derrumbamiento físico y el de Europa que lleva inevitablemente a la Segunda Guerra Mundial. En ese instante recibe la visita de C.S. Lewis, catedrático de Oxford, que sirvió como soldado en la I Guerra Mundial (herido en combate) y autor entre otras de "Las Crónicas de Narnia" y muy amigo de Tolkien.
Es entonces cuando se produce el grueso de la obra, la charla entre ambos, con momentos de encendido debate, donde salen temas como el arte, la existencia de Dios, la vida y la muerte, etc., en un duelo de dos personalidades opuestas completamente, tanto en ideología como por sus momentos vitales.


Durante la larga conversación entre ambos al principio C.S. Lewis se disculpa por haber ofendido a Freud, a lo que él replica como que no se sintió ofendido, y que a él lo que le encanta es debatir, exponer sus ideas, aunque en el interlocutor del otro lado tenga a alguien con pensamiento totalmente contrario. Pero es ahí, en un contexto histórico tan clave, donde ambos se enzarzan en disquisiciones de todo tipo, con pequeñas interrupciones bien por un aviso falso de bombardeo, o por los ataques de tos por los que sangra Freud.
Pero ante todo, la interpretación de ambos actores es brutal, Helio Pedregal, con su experiencia y saber sobre las tablas va de la tozudez al sarcasmo de manera brillante, del miedo a morir al nihilismo racional. La posición de C.S. Lewis interpretado magníficamente por Eleazar Ortiz, es la de Dios, un hombre reconvertido a la fe, que cree en la existencia de Dios, su presencia y su toque salvador que da esperanza.
Se producen momentos muy álgidos cuando hay el choque de trenes entre un ateo y un creyente, cada uno defendiendo sus posturas sin perder los papeles, eso si con momentos enérgicos. Es ahí en donde la fuerza dramática y el pulso entre ambos genera un ritmo combinado que le queda genial a la representación.
También hay humor e ironía constante, algo que da agilidad en todo momento. 


En definitiva, una muy recomendable obra, donde se enfrentan amistosamente el Padre del psicoanálisis, austriaco y de padre judío, con un irlandés de Belfast que perdió la fe en su adolescencia para recuperarla en la treintena influido por gente como Tolkien, justo en el momento en el que el mundo tiembla (y temblará mucho más) y nada parece tener sentido ya.

Os dejo con este vídeo-reportaje sobre la representación.

jueves, 22 de diciembre de 2016

Bandas sonoras míticas de películas (II)


En 1986 Roland Joffé dirige La Misión, una film ambientado en la hispanoamérica del siglo XVIII, en plena jungla tropical junto a las cataratas de Iguazú. Allí, un padre Jesuita, el padre Gabriel (Jeremy Irons), sigue el ejemplo de un jesuita crucificado, sin más armas que su fe y su flauta. Es entonces cuando es aceptado por los Indios Guaraníes, y crea la Misión de San Carlos. Entre sus seguidores está Rodrigo Mendoza (Robert de Niro), un ex-traficante de esclavos, mercenario y asesino, que busca el perdón para lo que se hace jesuita, y encuentra la redención entre los que fueron sus víctimas.
Pero claro, cuando la cosa se pone fea y los nativos quieren su independencia, Gabriel reza y Rodrigo coge la espada.
La banda sonora es un escándalo, de las mejores hechas jamás, y su autor Ennio Morricone.
Yo me quedo hoy con el Main Theme, donde el oboe cobra un protagonismo brutal.


Os pongo la interpretación con orquesta dirigida por el mismísimo Ennio Morricone.

sábado, 17 de diciembre de 2016

Rogue One: A Star Wars Story (2016)


Desde hace ya tiempo vi el tráiler de este film, antes del comienzo de otra película, y sinceramente no me preocupé de más hasta verla el jueves de estreno, simple y llanamente porque me gusta ir un poco sin información a verla, y también porque así es más disfrutable, creo. Eso si, he de reconocer que este spin-off no me atraía mucho en un principio. Desde que Disney se hiciera cargo de la saga, es evidente que hay cosas que han cambiado, pero creo que todo lo que es la esencia de la saga, de momento no se resiente. Otro tema, es que ésta película hiciera falta o no, eso ya es otro cantar.


Temporalmente, y eso es algo que hay que dejar claro desde el inicio, se sitúa entre el Episodio III y La Guerra de las Galaxias (Parte IV en orden cronológico), finalizando realmente, donde comenzaba la que fue en su día primera película de la saga. Pero aquí, se nos cuenta una historia paralela que sucedía mientras en el viejo film se nos contó entre otras cosas, lo perverso que era Darth Vader, y se nos presentaba a personajes míticos y sus andanzas como La Princesa Leia, Han Solo o Luke Skywalker.
Pero de todos ellos, aquí sólo aparece y un poco, Darth Vader, y eso si, el personaje más malvado del cine (o uno de ellos) deja claro en pocos planos que eso de matar gente a distancia, sigue siendo su seña de identidad. Pero aquí no hay ni jedis, ni aquellos personajes antológicos, excepto el citado malvado.


Aquí los verdaderos protagonistas son otros, mercenarios, héroes, espías y dentro del reparto una amalgama de actores de varias nacionalidades (mexicano, australiano, chino, danés, etc...) y edades. Este es el nuevo sello de Disney en la saga, aparte de hacer un estreno al año, es decir, intercalarán entre los episodios con números romanos, un spin-off como este entre medias, para que la taquilla no deje de dar frutos.
La trama aquí abarca la historia de como los rebeldes logran robar, no sin sufrimiento, los planos de La Estrella de la Muerte, y todas las peripecias colindantes hasta conseguirlo.


Gareth Edwards ha sido el encargado de dirigir el film, y sinceramente la película en el aspecto visual es una pasada, pero me falla en otros aspectos. En el ritmo, al principio se me hace lenta, y le cuesta arrancar, hasta que llega la mitad de la película y se dispara para darnos un final muy bueno. Eso si, aquí Gareth consigue una cosa, a diferencia del Episodio VII y es que se centra en la historia para que salga adelante, y se olvida de recuerdos y lagrimeo fácil, en ese aspecto ha triunfado. Eso si, las apariciones tecnológicas de Peter Cushing y Carrie Fisher ejem ejem... son un poco cantosas y el cameo de C3PO y R2D2 lo considero innecesario.


Una de las rémoras de la película, de la cual le cuesta desquitarse largo rato, es lo duro que supone engarzar bien al principio, para que el espectador le coja cariño a los protagonistas, la conexión emocional es casi nula al inicio, y por lo menos esperas que estos valientes que van casi hacia una muerte segura te lleguen más al alma, pero en esa fase los que emergen son un monje ciego de rasgos orientales y un droide, que intenta ser el personaje simpático.


Lo que quiero decir es que la explicación de los personajes al principio es algo indecisa, y hay un salto temporal en el personaje de Jyn Erso, la joven rebelde interpretada muy bien, eso si, por Felicity Jones, ya que sabemos que consiguió escapar de los captores de su padre cuando era pequeña, pero de repente la vemos en una cárcel y ya hecha toda una mujer. Por otro lado, no me acaba de convencer el personaje de Cassian Andor al que da vida Diego Luna, su interpretación no me llega. Eso si, Ben Mendelsohn como Orson Krennic está brutal, Mads Mikkelsen como Galen Erso tremendo y el gran Forest Whitaker como Saw Guerrera no falla.


En definitiva, un film que cuando se centra en la historia de la destrucción de la Estrella de la muerte, que ya ha empezado a demostrar sus devastadores efectos, es donde la cinta sale muy airosa, la batalla final y todo el aspecto visual están extremadamente cuidados.
La música de Giaccino, como siempre espectacular.

Os dejo con uno de los tráilers del film.

sábado, 10 de diciembre de 2016

Ayer cumplió 100 años Issur Danielovitch Demsky.


Hace 100 años nació este descendente de familia judía bielorusa, residente en New York, cuyo nombre artístico es Kirk Douglas. Desde pequeño destacó en deportes como la lucha libre y en lides actorales, dónde le gustaba dirigir y actuar.
Lauren Bacall le introdujo en Broadway, situación que se vio interrumpido por su llamada al ejército en plena Segunda Guerra Mundial. Luego regresó, después de su licenciatura con honores a Broadway dónde se hizo un nombre importante.
En 1946 actúa en su primer film, "El extraño amor de Martha Ivers" dónde ya deja su sello.
A partir de ahí su carrera es imparable El ídolo de barro (1949), El gran carnaval (1951), El loco del pelo rojo (1956), Senderos de Gloria (1957), Los Vikingos (1958), Espartaco (1960), Los héroes de Telemark (1965),  El día de los tramposos (1970), La Furia (1978), Saturno 3 (1980),etc., y tantos más jalonan una carrera inolvidable. Nominado en tres ocasiones al Óscar, no fue hasta 1996 cuando subió al escenario para recogerlo, eso si, honorífico a su trayectoria profesional.


Es uno de los pocos casos, en que un hijo suyo ha salido tan buen actor como el padre, su hijo Michael Douglas de su primer matrimonio con Diana Dill, es otro grande.
Kirk Douglas, estrella donde las haya, se vio forzado a retirarse por los problemas para hablar que le causó un derrame cerebral, y desde hace un tiempo viene practicando con un terapeuta para dar un discurso ayer en la fiesta por su cumpleaños que había organizado su hijo Michael Douglas y su nuera Catherine Zeta Jones.
En palabras del propio Kirk: "Siempre me piden consejos de como vivir una vida larga y saludable. No tengo ninguno, pero creo que tenemos un propósito aquí".
Se salvó de un accidente de helicóptero y de un derrame... un superviviente nato.


Os dejo con un documental sobre la familia Douglas, centrada en Kirk sobre todo, en homenaje a él.


viernes, 9 de diciembre de 2016

Hacksaw Ridge (2016)

Cartel del film

Diez años llevaba Mel Gibson sin ponerse detrás de la cámara desde Apocalypto, y aunque aquí coge las riendas de un proyecto de encargo, lo hace suyo, sin dudarlo. Si se repasa la filmografía como director del actor australiano, no tiene ningún paso en falso, y sus films no bajan del 9'5, y en este caso sigue la misma senda.
En este nuevo trabajo, traducido aquí como "Hasta el último hombre", nos narra la toma de Hacksaw Ridge en Okinawa, Japón, II Guerra Mundial, pero desde el punto de vista y la personalidad de Desmond Doss, interpretado excepcionalmente por Andrew Garfield, además de mostrarnos la biografía del personaje con un enorme respeto.


No vamos a ocultar que, Mel Gibson en su trayectoria ha ensalzado la figura del héroe, William Wallace, Jesús, etc., pero en este caso éste héroe no tiene, por así decirlo, un camino de rosas precisamente hasta conseguir su propósito (tampoco los otros lo tuvieron). Desmond Doss era originario de Virginia, hijo de un cabo que luchó en la I Guerra Mundial, y que quedó bastante tocado mentalmente, lo que le convierte en un borracho que pega a su mujer y dos hijos. Pero Desmond es un chico sencillo, muy religioso y cuyas convicciones, nada habituales, le llevan a alistarse en el ejército sin pretender tocar un arma, lo que evidentemente le granjea no pocas dificultades, tanto en la base militar donde se entrena, como con los mandos superiores. Pero la fe en sus convicciones, le harán pasarlo realmente mal, y le harán incorruptible en su decisión, algo que le llevará al éxito personal.


Como es lógico estamos hablando del primer Objetor de Conciencia de la historia de EEUU, pero sus convicciones son tan fuertes como su fe cristiana. Gibson nos muestra como en determinadas cuestiones, para nuestro protagonista, no sólo está claro que no utilizará un arma, sino que su amor, respeto a la vida y al ser humano, incluso al enemigo, son temas que no admiten discusión para él. Esos temas le ocasionan la incomprensión de compañeros, que incluso le pegan, le llaman cobarde, etc...
Por otro lado su relación con una enfermera, Dorothy (Teresa Palmer), ocupa la primera parte de la película, lo que influirá de manera decisiva en su fijación por ser médico de guerra y ayudar a los demás.


Pero llega, como no podía ser menos en un film dirigido por Mel Gibson, la parte de la Guerra y la cruenta, muy cruenta batalla de Okinawa. Y aquí por un lado me vienen a la memoria dos películas, primero La Chaqueta Metálica, de Stanley Kubrick (1987) por la división en dos partes, primero la preparación y luego la guerra, pero por otro lado se me asemeja en su crudeza a Cartas desde Iwo Jima de Clint Eastwood (2006) y como nos muestra al lado japonés.
Aunque parezca increíble, es una película antibelicista, pero la descripción y la puesta en escena de la batalla, donde nuestro protagonista se convierte en un héroe absoluto al salvar la vida de unos 75 hombres, es absolutamente asombrosa, a la altura de Salvar al soldado Ryan en aquella primera media hora de película.


Todos los actores están a un enorme nivel, e incluso Mel se permite la licencia de meter a uno de sus 8 vástagos en el film, Milo Gisbon, viva estampa de su padre.
En definitiva, Mel Gibson ha vuelto por la puerta grande en la dirección, con un relato estremecedor, brillante y emocionante a la vez. Brutal, como en el final del film, sale el protagonista auténtico, que recibió La Medalla de Honor del Congreso, y como sus compañeros le recuerdan ya mayores, muchos de los que le criticaban, y acabó salvándoles la vida.

Os dejo con el tráiler del film.


miércoles, 7 de diciembre de 2016

1898. Los Últimos de Filipinas.


Salvador Calvo dirige este film sobre la historia que aconteció a finales del siglo XIX, con uno de los pocos reductos coloniales que le quedaban al ya pobre Imperio Español, Baler, en la Isla filipina de Luzón. Los insurrectos filipinos asediaron durante 337 días al destacamento español que venía de Manila, formado en su mayor parte, por soldados que ni sabían disparar.
Este destacamento iba a restaurar el orden en la zona, después de que el anterior fuera salvajemente atacado, y del cual quedaron pocos supervivientes, entre ellos el Sargento Jimeno (Javier Gutiérrez), que es el que les recibe y pone al día en Baler, aunque antes en su llegada a la playa, es Fray Carmelo (Karra Elejalde) quien les atiende.


La película es buena, sin dudarlo, buena dirección, los temas técnicos como puesta en escena, fotografía y demás todo perfecto, además de unas localizaciones tremendas de la zona. El guión está bien, basado en unos hechos históricos que son los que son, y que por momentos nos recuerdan a otros grandes asedios del cine, como el mítico del Álamo, aunque las proporciones de soldados sean mucho menores en este caso, el final también diferente, y las circunstancias también otras, ya que aquí el nivel de los militares españoles era de promesas.
Pero el problema, es que el film en todo momento transmite una sensación de tristeza, y de que las cosas se hicieron tan mal, que los resultados no pueden ser más que los que fueron.


Por si fuera poco el reparto es brutal, teniendo una mezcla de veteranos y enormes actores como Luis Tosar (Teniente Martín Cerezo), Eduard Fernández (Capitán Enrique de las Morenas), Carlos Hipólito (Doctor Vigil), Karra Elejalde y Javier Gutiérrez, que interpretan a los cargos de responsabilidad del destacamento, junto a otros más jóvenes que están a sus órdenes y que empiezan a despuntar como Patrick Criado (Soldado Juan), Miguel Herrán (Soldado Carvajal), Ricardo Gómez (Soldado José), Emilio Palacios (Moisés) y el que cuenta la historia en primera persona, Álvaro Cervantes (Soldado Carlos) que son los encargados de transmitir la angustia de la situación y su relación difícil con los mandos.


Pero el principal problema para mi del film, es que se alarga en exceso, ya que durante mucho tiempo del asedio, hay alguna deserción, y desde el bando filipino se intenta decir a los españoles atrincherados en la iglesia, que en diciembre de 1898, se había firmado un tratado en París entre España y Estados Unidos, que ponía fin a la guerra entre ambos y se cedía la soberanía de Filipinas a Estados Unidos, por unos millones de pesetas. Entre tanto, la película divaga y hace tiempo con la historia entre Carlos y el Cura que fuman opio, para mi sobrante. Es por esto, el título del film, aquellos fueron realmente los Últimos de Filipinas, pero en aquel asedio sucedieron hechos duros, muertes por mala alimentación, entre ellas la del capitán y la del cura, intentos de hacer entrar en razón al teniente que cuesta vidas, y en definitiva una muy triste situación hasta la capitulación definitiva.


En el lado indígena filipino, destacar la preciosa presencia de Alexandra Masangkay (Teresa), mujer de mente distraída de la zona, que canta continuamente canciones en español para desesperar al destacamento, y Raymond Bagatsin (Comandante Luna) al mando de ellos, quien será el encargado de sellar la rendición y dejar salir a los sobrevivientes con seguridad.
La verdad es que el final del Imperio fue desastroso, y se sucedieron páginas lamentables una tras otra y seguidas, como la pérdida de Cuba, Puerto Rico y por último Filipinas, la crónica de una muerte anunciada.


En definitiva, una película que teniendo todo para triunfar, está impregnada de pesadumbre derrotista, es moralista, y acaba cansando, además de centrarse en los conflictos de algunos de los protagonistas, lo que resta importancia a la historia, además de ningunear al narrador, difuminado en el proceso de la trama.

Os dejo con el tráiler del film.