viernes, 27 de febrero de 2015

Ha muerto Leonard Nimoy (Mr. Spock).


 
El actor Leonard Nimoy, popular por su papel del Mr. Spock en la serie Star Trek y las películas de la franquicia, ha muerto a los 83 años de edad, según informan medios estadounidenses. Su mujer, Susan Bay Nimoy, ha confirmado el fallecimiento a The New York Times. El actor se encontraba hospitalizado desde principios de semana a causa de una obstrucción pulmonar crónica, que le fue diagnosticada el pasado año. El actor hizo público en 2014 que padecía un problema pulmonar crónico, que atribuyó a sus años de fumador, un hábito que dejó hacía más de 30 años.
Nacido en Boston debutó en la actuación en 1952 con la película Kind Monk Baroni. También tuvo pequeños papeles en series y películas, pero su gran momento llegó con el papel de Mr. Spock, mitad humano mitad vulcaniano, el papel que le lanzó al estrellato.
La serie Star Trek se mantuvo en antena entre 1966 y 1969, durante los que Nimoy consiguió tres nominaciones a los premios Emmy por su papel.
Uno de sus últimos personajes recurrentes en televisión fue en la serie Fringe, dando vida a William Bell.




Os dejo con un recopilatorio de mejores momentos de su papel fetiche en versión original.

 

jueves, 26 de febrero de 2015

Magical Girl (2014)

Cartel del film

 
Hacía tiempo que una película no me dejaba tan descolocado, tan pensativo y a la vez con tan buen regusto. Magical Girl no es un film al uso, ni mucho menos, pero deberían hacerse más de este tipo, con un extraordinario guión, del propio director Carlos Vermut, que es un joven realizador que dejó su impronta en su anterior película Diamond Flash (2012) y que nos hace concebir grandes esperanzas de estar ante un gran talento. Todo en Magical girl está medido, todo tiene su razón de ser. No deja nada al azar. Pero para mi, una de las grandes virtudes de este película es que en su visionado te tiene completamente despistado, y sin saber que va a suceder en el siguiente paso o escena. No en vano, este film fue ganador de la Concha de Oro en el último Festival de San Sebastián.


Luis Bermejo & Bárbara Lennie


Alicia (Lucía Pollán) es una niña enferma, que sueña con el vestido de la serie japonesa "Magical girl Yukiko". Luis (Luis Bermejo), su padre, hará todo lo que está en su mano y más allá para conseguirlo. Su destino se cruzará con el de Bárbara (Bárbara Lennie), una muy atractiva joven casada, y con un jaleo mental en la cabeza bastante considerable, pero también con Damián (José Sacristán), un profesor de matemáticas retirado de todo, menos de su tormentoso y carcelario pasado.
La única verdad evidente son las matemáticas. La película arranca con una suma, 2 más 2 son 4, nos recuerda Damián, profesor de matemáticas y en cierta manera se nos alerta de que las matemáticas mueven el mundo. Damián es interrumpido en su clase, en su templo, cuando está en pleno discurso por una chiquilla insolente, Bárbara. Esa cría que amenaza el orden de ese profesor que tiene todo ordenado de manera pulcra en su mesa de trabajo.


Bárbara Lennie


Ese orden se ve amenazado por tres grandes peligros (por lo menos para el mundo cristiano): Mundo, Demonio y Carne. Y estos tres "enemigos" conforman los tres capítulos de Magical Girl.
Mundo: El mundo en que vivimos no es de color de rosa como lo es el mundo mágico de los mangas, dibujos animados japoneses. Luis era profesor de literatura y ahora con poco más de cuarenta años se encuentra sin trabajo y a punto de la desesperación. Quiere darle todo a su hija consciente de que tal vez no pueda cumplir otros deseos. El problema que se encuentra Luis es que el vestido vale cerca de siete mil euros...



Lucía Pollán
 
 
Carne: La carne es una tentación para el alma y que produce nuestro propio cuerpo, esa tentación, que en si no es mala, pero si es malo consentirla. El buen cristiano ha de sortear pues, una serie de peligros, entre ellas andan las amistades peligrosas, cosa que Bárbara sabe muy bien, una mujer atormentada, rara, oscura, enferma, con señales y casada con Alfredo (Israel Elejalde), un psiquiatra muy dominante que no duda en someter a su esposa a una serie de vejaciones "por su propio bien".
Demonio: El demonio tiene muchas caras, y de eso, Damián el profesor de matemáticas, sabe un rato. Ya jubilado, pero marcado de por vida por haber conocido a Bárbara, que convirtió su vida en un infierno, ya que por defenderla fue a la cárcel y por salvar supuestamente su honor, hará cosas monstruosas.
 
 


José Sacristán & Luis Bermejo
 
 
Estos tres capítulos conforman tres historias cruzadas, tramas que el director desarrolla de forma circular. En ellas hay amenazas, chantajes, traumas, miedos, venganza, redención, etc., además de tratar temas sociales como el paro, la educación, la crisis, la España Cañí con una de sus señas de identidad que la define, como es la tauromaquia, la fidelidad-infidelidad de la pareja, la prostitución de alto standing u obsesiones sexuales llevadas al límite, etc...
Remata la película una cuidada banda sonora con coplas de Manolo Caracol y de el grupo japonés Pizzicato Five entre otros.
 
En definitiva, un film que te deja tocado, con la sensación de que si vuelves a verla te vendrán preguntas nuevas a la cabeza, ya que el director deja cosas ahí en el limbo aposta, para que tu saques tus propias conclusiones.
 
Os dejo con el tráiler de esta inquietante y extraordinaria cinta a la vez.
 
 

martes, 24 de febrero de 2015

Lucky Number Slevin (2006)

Cartel del film


Cuando vi en el cine esta cinta me encantó, y ayer viéndola de nuevo en televisión me reafirmé, sigue siendo una gran película con un guión que se disfruta como pocos. Quizás no es una obra maestra absoluta, pero desde luego está extraordinariamente llevada, conducida y su giro final a la altura de cualquier obra cumbre.
En cuanto a su estructura, su ritmo y la soltura de sus diálogos (que probablemente perderán mucho en el doblaje) y también algún actor en común puede que recuerde a Pulp Fiction, pero desde luego la temática es diferente y porqué no decirlo ni la banda sonora se parece, ni Tarantino anda por aquí. El director es Paul McGuigan y trataré de explicarla sin desvelar mucho.
 

Bruce Willis & Josh Harnett
 
 
A Slevin (Josh Hartnett) la vida no le va nada bien. Acaban de declarar ruinosa su casa y ha encontrado a su novia en la cama con otro hombre. En un intento de desconectar de todo y salir de Los Ángeles una temporada, toma prestado el apartamento de su amigo Nick Fisher en Nueva York. Cuando llega, la puerta estaba abierta, así que decide entrar y darse una ducha. Lucy Liu, interpretando literalmente a la vecina de al lado (Lindsey), entra a pedir azúcar y conoce a este joven que sólo lleva una pequeña toalla alrededor de sus caderas. Pero las cosas sólo están a punto de empeorar. En el oculto mundo de los criminales neoyorquinos, los dos mafiosos más respetados y temidos son El Rabino (Ben Kingsley) y El Jefe (Morgan Freeman).
Anteriormente socios y actualmente enemigos acérrimos, los dos gángsteres viven atrincherados en sus fortalezas, una frente a la otra. A pesar de su poder, los dos están prisioneros de su propia paranoia, ya que llevan 20 años sin salir de sus particulares reinos.


Lucy Liu & Josh Harnett

 
Pero la tensión entre ellos va en aumento. Para vengar el asesinato de su hijo, El Jefe planea matar al hijo del Rabino. Pero si parece un asesinato premeditado desencadenará la Tercera Guerra Mundial. Para solucionar el problema, El Jefe contrata al conocido asesino a sueldo Goodkat (Bruce Willis), cuyo plan es de lo más sencillo, es decir, buscará a un jugador que le deba mucho dinero al Jefe y le obligará a matar al hijo del Rabino. Y... ¿A quién elegirá? A Nick Fisher.
El enredo que se produce de falsas identidades será una de las claves de la película y además permite entender la trama.


Ben Kingsley & Morgan Freeman
 
 
Los actores están portentosos, Josh Harnett, en para mi su mejor película, Bruce Willis soberbio en el papel de matón de caché a sueldo, los gánsteres protagonizados por Ben Kingsley y Morgan Freeman aportando ese poso de sabiduría y saber estar en dos papeles que les van como anillo al dedo, y por otro lado Lucy Liu, que en el papel quizás más sorprendente está perfecta dándose el lote con el protagonista, y a la vez siendo muy lista para salvar su pellejo cuando las cosas se ponen complicadas.





Por tanto El caso Slevin no sólo sorprende por su trama, sino también por los buenos resultados en la dirección y la interpretación del protagonista Josh Harnett. Probablemente el guión ha ayudado mucho y el director, que no hace una mala labor en cuanto a realización, ritmo, puesta en escena y dirección de actores, y que le auguraba un buen futuro. También muy destacables los flashbacks, que en este film si que tienen mucho sentido para entender toda la trama.
 
Os dejo con el tráiler de esta muy recomendable película.
 
 

lunes, 23 de febrero de 2015

Los Óscars 2015.



 
En una gala que ha sido bastante sosa, que tuvo como presentador a Neil Patrick Harris, pero en la que sigo echando de menos a Hugh Jackman, para mi el más divertido de todos los últimos presentadores, hemos visto el desfile habitual en estos eventos, es decir, mucho traje, lentejuelas y alfombra roja para los candidatos. Ya se sabe, que muchos se postulan como candidatos, como seguros ganadores, y todos los premios previos a los Óscars van dando pistas, pero el mantener esa incertidumbre, da siempre un extra y hace que estos premios siempre sean especiales.
 


Neil Patrick Harris


Birdman ha sido la gran triunfadora, con 4 estatuillas, mejor película, mejor director, mejor guión original y mejor fotografía. El Gran Hotel Budapest también se lleva 4, pero de menos categoría, Diseño de producción, vestuario, maquillaje y banda sonora original. Whiplash se ha llevado tres, mejor actor secundario, mejor montaje y mezcla de sonido. El resto de candidatas se han repartido una estatuilla, Boyhood, Descifrando Enigma, El Francotirador o La Teoría del Todo, es decir todo muy repartido.



Birdman, mejor película


En el apartado interpretativo, se puede decir que los cuatro Óscars estaban cantados, Eddie Redmayne lo borda en el personaje de Stephen Hawking, aunque Michael Keaton era un duro rival, Julian Moore por Siempre Alice era inapelable, y los secuandarios J.K. Simmons por Whiplash merecidísimo, además de Patricia Arquette por Boyhood.
Momento significativo fue en el discurso de Patricia Arquette que al recoger la estatuilla pidió igualdad salarial para actores y actrices en Hollywood ante los aplausos enfervorizados de Meryl Streep y Jennifer López, entre otras.
 


Actores y actrices ganadores

 
Emma Stone fue una de las mejores vestidas de la alfombra roja y se fue a casa sin un Oscar de verdad, pero consiguió uno de lego, la coña más cachonda de la gala. Digamos que su cara en la instantánea era un poema.
Por otro lado uno de los más listos y que sabía que no iba a ser su noche fue, Benedict Cumberbacth que decidió ir provisto de petaca mientras le decía a la cámara que se pirara.


Los Óscars de Lego
 
 
Esta ha sido la lista de premiados:
 
*Mejor Película
Birdman (O la inesperada virtud e la ignorancia)
 
*Mejor Director
Alejando Gonzalez Iñárritu por Birdman
 
*Mejor actor protagonista
Eddie Redmaine por La Teoría del Todo
 
*Mejor actriz protagonista
Julian Moore por Siempre Alice
 
*Mejor actor de reparto
J.K. Simmons por Whiplash
 
*Mejor actriz de reparto
Patricia Arquette por Boyhood
 
*Mejor película de animación
Big Hero 6
 
*Mejor película de habla no inglesa
Ida (Polonia) de Pawel Pawlikowski
 
*Mejor documental
Citizen Four de Laura Poitras, Mathilde Bonnefoy y Dirk Wilutzky

 

*Mejor guión original

Birdman por Alejandro G.Iñárritu, Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris, Jr y Armando Bo

 
*Mejor guión adaptado
Descifrando Enigma por Graham Moore
 
*Mejor diseño de producción
El Gran Hotel Budapest de Adam Stockhausen y Anna Pinnock
 
*Mejor Fotografía
Birdman por Emmanuel
 
*Mejor vestuario
El gran Hotel Budapest por Milena Canonero
 
*Mejor montaje
Whiplash por Tom Cross
 
*Mejores efectos visuales
Interstellar por Paul Franklin, Andrew Lockley, Ian Hunter y Scott Fisher
 
*Mejor maquillaje y peluquería
El gran Hotel Budapest por Frances Hannon y Mark Coulier
 
*Mejor edición de sonido
El Francotirador por Alan Robert Murray y Bub Asman
 
*Mejor mezcla de sonido
Whiplash por Craig Mann, Ben Wilkins y Thomas Curley
 
*Mejor banda sonora
El Gran Hotel Budapest de Alexandre Desplat
 
*Mejor canción
Glory de Selma, John Stephens y Lonnie Lynn
 
*Mejor cortometraje
The Phone call
 
*Mejor corto documental
Crisis Hotline: Veteran Press 1.
 
*Mejor cortometraje animado
Feast (Buenas migas)
 
 
Os dejo con el tráiler del documental Citizen Four, una fascinante mirada en primera persona de cómo la directora Laura Poitras y el periodista Glenn Greenwald se reunieron por primera vez con el denunciante Edward Snowden en Hong Kong, donde les dio documentos que muestran abusos de poder enormes por parte de la Administración Nacional de Seguridad. Es un relato de primera mano sobre los momentos más revolucionarios de la historia reciente.

 

sábado, 21 de febrero de 2015

El Niño (2014)

Cartel del film


Daniel Monzón, que comenzó en el mundo de las críticas, dio el salto a la dirección con "El corazón del guerrero" (antes lo hizo como guionista en Desvío al paraíso), luego vendría "El robo más grande jamás contado" y la desigual "La caja Kovak", para coronarse con la magnífica Celda 211 que arrasó en los premios Goya. Varios años de espera, 5 en concreto, le ha llevado preparar su nuevo film, El Niño, que venía avalada por un buen presupuesto y una cosa de la que suele adolecer nuestro cine, una gran campaña de publicidad (Mediaset estaba detrás y se notaba).



Jesús Castro

 
El Niño, aborda la temática del narcotráfico dentro del Estrecho de Gibraltar, esos 14 kilómetros míticos que separan un continente de otro, mostrándonos tanto a los policías que luchan contra el crimen como a los individuos que se dedican a transportar la droga de uno a otro continente. La obsesión de resolver un caso, el afán de obtener dinero fácil y la corrupción de las autoridades son algunos de los contenidos de la película, a la que de vez en cuando se le añaden unos toques de humor y de romance. Es un thriller policíaco, no cabe duda, que funciona, si, pero hay algo que le falla, y a medida que iba avanzando el film iba dándome cuenta de dónde estaba ese talón de Aquiles. 





Mirad que tengo admiración por un actor como Luis Tosar, y no digamos ya por Eduard Fernández, pero el primero no está a su nivel habitual en este film, no digo que esté mal, pero no me acabo de tragar su personaje de buen poli (Jesús) que le dan por todos los lados y siempre está bajo amenazas, como tampoco el de su compañera que interpreta Bárbara Lennie (Eva). Eduard está sublime, en un papel de policía corrupto que borda. Sin embargo, Jesús Castro, está magnífico, la nueva estrella del cine español, que haría bien en quitarse el cerrado acento andaluz que arrastra para no encasillarse, porque cualidades tiene de sobra para triunfar y aquí demuestra muchas de ellas, haciendo de un chaval que le echa mucho arrojo y valentía, pero poca cabeza a una situación que poco a poco le va cerrando los caminos.
 


Luis Tosar y Bárbara Lennie

 
El film cuenta con escenas de acción muy bien rodadas, con las lanchas y el helicóptero de la policía en varias ocasiones, pero el ritmo del film se ve algo alterado cuando mete la historia romántica por medio, bajando algo su interés. Destacar a Mariam Bachir (Amina), una bellísima actriz que protagoniza el romance con El Niño. De los apartados técnicos de El Niño sólo se pueden decir palabras de elogio. Se nota que Monzón ha cuidado muchísimo su realización, quedando atrás los años en los que la puesta en escena y la factura de una película española no podían rivalizar con las de una de origen estadounidense.



 
El Niño es una buena mezcla de cierto cine quinqui netamente español, con el policiaco internacional de alto nivel, que estamos acostumbrados a contemplar procedente de otras latitudes y países, y las mira frente a frente, sin dárselas de prepotente pero también sin demasiados complejos. Por algunos momentos me recuerda fases de Corrupción en Miami (la película) pero a la española. Estamos ante un film que hubiera necesitado algo más de garra visual, de un realismo menos plano y aburrido de contemplar, pero también es cierto que apuntala bien sus bases, donde Monzón lleva orgulloso y por bandera el cine de género.


Luis Tosar y Eduard Fernández
 
 
En definitiva una entretenida cinta, con, a mi juicio, una duración algo excesiva, pero que necesitamos en nuestro cine. Un thriller que nos aporta muchas cosas buenas y otras mejorables, pero que bajo mi punto de vista es muy necesario este tipo de trabajos que enriquecen nuestro cine y lo pone a un alto nivel con sus detalles mejorables.
 
Os dejo con el tráiler.
 
 

viernes, 20 de febrero de 2015

The Theory of Everything (2014)

Cartel del film

 
Una de las fuertes apuestas de los Óscars de esta edición lleva el sello del biopic (recuerden el personaje de Alan Turing en The Imitation Game, que ya desglosé aquí) algo muy de moda últimamente y que siempre ha estado presente, pero en este 2014-2015 destaca por la gran cantidad de títulos sobre personajes históricos,  aunque en este caso, se centra sobre uno todavía vivo, Stephen Hawking, el conocido astrofísico y cosmólogo que sufrió en su juventud una severa enfermedad que lo mantiene desde entonces en silla de ruedas, una afección mononeuronal que se entremezcla con una esclerosis lateral.


Eddie Redmayne & Felicity Jones


En el caso de La Teoría del Todo, por suerte, hay muchos elementos que la aúpan como una interesante y cuidada producción, a pesar de que como película no sea capaz de dar un golpe en la mesa, a la hora de llamar la atención e imponer su estilo. Y sin embargo, esta biografía de dos horas del genio Stephen Hawking consigue alcanzar un nivel más que aceptable, algo de lo que tienen mucha culpa sus intérpretes, Eddie Redmayne como Stephen Hawking y Felicity Jones que hace de su mujer Jane. La cinta cuenta la historia del científico, desde sus tiempos mozos en Cambridge, hasta hace fechas recientes, y está basada en los relatos de la primera mujer de Hawking, Jane, en su libro "Hacia el infinito".


Eddie Redmayne (Stephen Hawking)


La película, y aquí es donde entran las interpretaciones y matices, nos cuenta la historia según le conviene, es decir, es comprensible que todo el duro proceso que supuso para le ex-mujer de Hawking soportar la terrible enfermedad de su marido, en cierto modo está algo maquillado, y el director opta por centrarse en el proceso de superación del genio, y menos en el sufrimiento padecido, que fue mucho y largo en la vida diaria de los Hawking. Pero claro, queramos o no, eso le resta cierta personalidad al film, y evidentemente, a pesar de estar bien rodada, de mantener un ritmo que no decae y no se hace pesado, y de contarnos una historia con gancho, la película peca de blanda y de no tener carisma. Además y por si fuera poco, el gran problema del film es que se centra muy poco en la carrera del astrofísico, y en sus grandes teorías y su trabajo.
 


 
La capacidad de emocionar es alta, pero en ningún caso por la dirección, sino por sus dos protagonistas, que realmente están soberbios, y es más que evidente que se han soslayado detalles de la vida del matrimonio, que quedan cogidos con pinzas para darle al público lo que desea, es decir, poco sobresalto, amor ñoño y un final feliz que deja contentos a todos, pero que a mi particularmente me deja bastante vacío, ya que por debajo hay poca sustancia. A lo que me refiero con esto, es que no es una película que genere controversia, ni mucho menos, por tanto con el tiempo pronto se olvidará, y sólo recordaremos las excelentes interpretaciones.


 
Eddie Redmayne lo borda, simple y llanamente, ya que personaliza, calca y hace genial su personaje y todo su proceso degenerativo, con una facilidad digna de elogio. Felicity Jones está sublime, en un papel nada fácil, de una mujer anglicana, reservada, pero luchadora y que además aporta convicción y credibilidad, consiguiendo que la trama sea muy llevadera, algo no fácil de conseguir.
Por otro lado muy destacable la banda sonora de Johann Johansson, que en partes me recordaba a la del Piano de Michael Nyman, por las melodías, y que también está nominada.

Os dejo con el tráiler.

 

viernes, 13 de febrero de 2015

American Sniper (2014)

Cartel del film
 
 
El nuevo film de Clint Eastwood se postula, y lo digo desde ya, como serio candidato a premios gordos en los Óscars. Es un film basado en la autobiografía de Chris Kyle, en el que narraba sus andanzas como Navy Seal, que Jason Hall guioniza y que Clint ha sabido interpretar, manejar y dirigir a la perfección, como ya es sello de la casa.
Bradley Cooper, en una interpretación brutal, ha hecho uno de los mejores trabajos de su carrera, aportando una vertiente seria, que yo desconocía, y para el que se preparó ganando corpulencia para parecerse lo más posible al personaje que interpretaba, un tipo muy voluminoso, de potente mentón y muy fuerte, no en vano engordó 18 kilos para hacer el papel. Estamos hablando de un héroe de guerra, cuyo final no deja de sorprender, pero que vuelve a dejarnos muchas dudas de un país como Estados Unidos.


 Chris Kyle (Bradley Cooper)


La película nos muestra como el tejano Kyle se convierte en Seal, después de durísimos entrenamientos, conoce a su chica, con la que luego se casará, Taya interpretada por Sienna Miller, y posteriormente es enviado a Irak, con la misión de proteger a sus compañeros. Chris participó en cuatro despliegues o peligrosas misiones, aplicando el principal lema de los marines "no dejar a ningún hombre atrás". Su precisión milimétrica salvó incontables vidas en el campo de batalla, con lo que entre sus compañeros se ganó el apodo de "Leyenda", pero claro, las noticias de sus hazañas llegó a oídos de los enemigos, poniendo precio a su cabeza y se convirtió en pieza codiciada de los insurgentes.
Es en esa parte del film, cuando aparece el otro francotirador del lado contrario, un sirio que participó en los juegos olímpicos, y al que se conoce por Mustafá, y es ahí cuando me recuerda o se produce un paralelismo con aquella película "Enemigo a las puertas"(2001), donde Jude Law y Ed Harris tenían un duelo de francotiradores de altísimo nivel, aunque en este caso el escenario era la II Guerra Mundial.


Taya (Sienna Miller)


Por otro lado tenemos al personaje de la mujer, Taya, a la que le cuesta mucho entender lo que le pasa a su marido, que cada vez que regresa de las misiones, está paulatinamente más cambiado, ya que la crudeza de la guerra le afecta. Ese proceso de transformación en la personalidad de Kyle, que hemos visto en tantas películas, en este caso no llega a locura (aunque poco le falta), pero él mismo se da cuenta en el último despliegue que es momento de parar y regresar a casa con su familia. Las situaciones vividas allí, pérdidas de compañeros muy cercanos, ver muy tocado a su hermano pequeño que no quiere volver al frente, etc., le acaban afectando de manera definitiva.




 
En su regreso, Kyle no se acaba de adaptar a la tranquila vida familiar y después de un incidente en una barbacoa va a ver a un psicólogo, que le recomienda visitar y hablar con compañeros que han perdido miembros y están con muchos problemas después de sobrevivir a la guerra. Entonces decide ayudarles y enseñarles a disparar con precisión, porque además es lo mejor que sabe hacer.
No es sorprendente que Eastwood evite adentrarse en la neblina ideológica de la situación y decida ceñirse al punto de vista de Kyle, brindando una visión casi puramente experiencial del conflicto, en el que los otros soldados no son más que acompañantes de nuestro protagonista, las fechas y localizaciones son raramente identificadas y cualquier contexto geopolítico ha sido deliberadamente omitido.


Sammy Sheik (Mustafá)

 
Por otro lado, la descripción del otro bando, como en casi todas las ocasiones que se ve desde el punto de vista americano, es de gente muy mala, enemigo feroz, y muy salvaje, eso si, con muchos menos medios para la batalla. Destaco las actuaciones de Sammy Sheik, alias Mustafá, el francotirador de los insurgentes, y su duelo con Kyle, y por otro lado el personaje terrible y abominable de Mido Hamada, "El Carnicero", un despiadado asesino que con su taladradora mataba a todo aquel que hablara con los americanos, ya fuese compatriota o no.
Trabajando como es habitual con el director de fotografía Tom Stern y los editores Joel Cox y Gary D. Roach, Clint afronta las ambiciosas escenas de batalla con un puntilloso profesionalismo digno de esa tarea. La cámara, mantiene un arenoso sentimiento de estar al nivel del suelo, mientras va cambiando hábilmente entre un rango de perspectivas que, sin embargo, mantiene una fuerte continuidad de la acción, sobre todo hay ritmo, en todas y cada una de las escenas de guerra.


Mido Hamada (El Carnicero)
 
 
Hacer mención a la banda sonora, compartida entre Clint y Ennio Morricone, donde han escrito una música muy sutil, proveyendo un acompañamiento casi imperceptible en una película que nos invita a reflexionar a la vez que a sentir, es una elección que dice mucho. Sin destacar en ningún momento por encima de la narrativa, va siendo un hilo conductor perfecto, que no pasa desapercibido.
 
 
 
Chris Kyle (el verdadero)
 

Para mi, un tremendo film, serio candidato a estatuilla, por dos razones fundamentales, ya que primero es muy buena película y segundo trata un tema de patriotismo de los americanos, que siempre ha tenido mucho eco en este tipo de premios (recordemos el éxito de En Tierra Hostil, que no aguantaría la comparativa con esta, creo).
 
Os dejo con el tráiler.
 


lunes, 9 de febrero de 2015

Los Premios Goya 2015


Este sábado (y no domingo como era más habitual) se celebró la gala de la 29º Edición de los Premios Goya, dónde la película triunfadora y que se llevó los premios más importantes fue "La Isla Mínima" de Alberto Rodríguez que se llevó mejor película, director, actor protagonista, actriz revelación, además de mejor guión original y mejor música original (Julio de La Rosa). Ocho apellidos vascos se llevó tres premios muy importantes, mejores interpretaciones masculina y femenina de reparto y mejor actor revelación, mientras que El Niño fue la gran perdedora, llevándose premios menores cuando era la segunda cinta más nominada. Magical girl sólo obtuvo un goya a la mejor actriz, y Relatos Salvajes fue la mejor película iberoamericana.
El Goya de honor fue para Antonio Banderas cuyo discurso fue un tanto excesivo, resultando algo pesado (y ojo que exigió que se lo entregara Pedro Almodóvar).  




La gala a mi juicio se hizo demasiado larga y aburrida, y fue decayendo con el paso de los minutos, y el único que los sostuvo fue un Dani Rovira que está de dulce y todo lo que toca lo borda. La ceremonia, demasiado larga, ya digo, estuvo repleta de momentos musicales (algunos para olvidar y otros que no venían al caso como la actuación de Miguel Poveda, que es un crack, pero pasadas la 1 de la noche) y en la que se destacó por todos, incluido el presidente de la Academia Enrique González Macho, el buen año 2014 del cine español, a pesar de volver a decir que se debe bajar el IVA cultural, aunque el ministro de "incultura" siga erre que erre.




Antonio Banderas recogió el Goya de Honor, de mano de Pedro Almodóvar, que fue el más crítico y el que más se mojó con el ministro Wert, allí presente, pero claro la cuca realización de TVE nos vetó poder verle la cara cuando el director manchego dijo: "Buenas noches, señores de la cultura y amigos del cine español. Señor Wert, usted no está incluido en esto último".
Anthony Flags me cae bien, es un tipo simpático, pero no le recuerdo ni una sola actuación memorable, eso si, como actor cómico siempre tuvo un hueco precisamente con su amigo Almodóvar, aunque no podemos negar que en la fortuna que tuvo de llegar a Hollywood, siempre ha llevado el nombre de España en lo alto muy orgulloso. Dedicó el premio a su hija Estela del Carmen emocionado.




Por lo demás, el resto de la gala tuvo los esperados triunfadores en la sección de animación con Javier Fesser y su segunda parte de Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo, y la mejor película documental al homenaje a Paco de Lucía de Curro Sánchez Varela, muy interesante.
En cuanto a la alfombra roja, me quedo con India Martínez, Ana Álvarez y Bárbara Lennie, y como mejor atuendo el de Marian Bachir, medio en bolas.






La lista de ganadores fue esta:
*Mejor Película
La Isla Mínima

*Mejor dirección
Alberto Rodríguez, por La Isla Mínima

*Mejor interpretación femenina protagonista
Bárbara Lennie, por Magical Girl

*Mejor interpretación masculina protagonista
Javier Gutiérrez, por La Isla Mínima

*Mejor interpretación femenina de reparto
Carmen Machi, por Ocho Apellidos Vascos

*Mejor interpretación masculina de reparto
Karra Elejalde por Ocho Apellidos Vascos

*Mejor actriz revelación
Nerea Barros, por La Isla Mínima

*Mejor actor revelación
Dani Rovira, por Ocho Apellidos Vascos

*Mejor dirección novel
Carlos Marqués-Marcet, por 10.000 Km

*Mejor guión original
Rafael Cobos y Alberto Rodríguez, Por La Isla Mínima

*Mejor guión adaptado
Javier Fesser, Cristóbal Ruiz y Claro García, por Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cahondo

*Mejor película Iberoamericana
Relatos salvajes de Damián Szifrón

*Mejor película europea
Ida, de Pawel Pawlikowsky

*Mejor película de animación
Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo de Javier Fesser

*Mejor música original
Julio de la Rosa, por La Isla Mínima

*Mejor canción original
Niño sin miedo, de David Santiesteban, India Martínez y Riki Rivera, por El Niño

*Mejor dirección de producción
Edmon Roch y Toni Novella, por El Niño

*Mejor montaje
José M.G. Moyano, por La Isla Mínima

*Mejor dirección de fotografía
Álex Catalán, por La Isla Mínima

*Mejor dirección artística
Pepe Domínguez, por La Isla Mínima

*Mejor diseño de vestuario
Fernando García, por La Isla Mínima

*Mejor maquillaje y peluquería
Carmen Veinat y José Quetglas, por Musarañas

*Mejor sonido
Marc Orts, Oriol Tarragó y Sergio Burmann, por El Niño

*Mejores efectos especiales
Guillermo Orbe y Raúl Romanillos, por El Niño

*Mejor película documental
Paco de Lucía: La búsqueda, de Curro Sánchez Varela

*Mejor cortometraje de ficción
Café para llevar, de Patricia Font

*Mejor cortometraje de animación
Juan y la nube, de Giovanni Maccelli

*Mejor cortometraje documental
Walls (si estas paredes hablasen), de Miguel López Beraza


Os dejo con el momento de la entrega del premio al mejor actor revelación, presentado por Terele Pávez y Jorge Sanz (muy gordete).



domingo, 8 de febrero de 2015

Jupiter Ascending (2015)

Cartel del film


El destino de Júpiter, es la nueva película de los hermanos Wachoswski, Andy y Lana (si, uno de ellos ahora es mujer), que se inscribe claramente dentro del terreno de la ciencia-ficción. El film viene con retraso, ya que debía haberse estrenado en verano de 2014, lo que levantó sospechas acerca de la misma, ya que suele equivaler a que hay problemas graves. Y el resultado deja claro que tiene fallos, eso si, visualmente es un espectáculo de lo más entretenido.
Es evidente, que siempre se tiende a comparar a esta pareja de directores y guionistas con su obra maestra Matrix, pero de momento no la han superado, y el camino parece largo.



Channing Tatum & Mila Kunis
 
 
Channing Tatum y Mila Kunis son los dos protagonistas principales de la película. Al igual que en Matrix, donde Keanu Reeves era "el elegido" aquí es Júpiter Jones, el personaje de Mila Kunis "la elegida". En este caso, Júpiter es una joven de origen ruso, que trabaja como limpiadora del hogar junto a parte de su familia para subsistir en el duro Chicago. No obstante, su código genético pertenece a una estirpe reencarnada de seres de otros planetas que controlan la galaxia y ella posee un importante linaje real que desconoce. El guerrero Caine (Tatum), un licánido (mitad hombre-mitad lobo) enviado por uno de los tres hermanos que conoce su descendencia, deberá ayudar a Júpiter a encontrar su destino. Uno de esos tres hermanos es el malvado Balem, un Eddie Redmayne que parece hacer un gran papel, pero que bajo mi punto de vista se equivoca de film, ya que parece interpretar a un vampiro. El papel de Sean Bean, como complemento al reparto, no es un personaje de mucho calado.



Eddie Redmayne


Entre este guión básico, y con algunas lagunas, los Wachowski juegan a crear secuencias de trepidante acción galáctica en el espacio y en la propia ciudad de Chicago, bajo mi punto de vista con influencias tremendas de la saga de Star Wars y Blade Runner. Los efectos digitales juegan a entretener con los efectos en 3D. Igualmente, es muy loable el hecho de que se hable de "el tiempo" como elemento clave. Los humanos buscan eso, vivir eternamente. Y los seres de otros lugares espaciales también, aunque eso suponga tener que cosechar a los humanos y aprovecharse de sus muertes para conseguirlo.
Las escenas romanticonas, por otro lado en una onda de la saga Crepúsculo, la verdad es que quedan bastante ñoñas.





El acabado visual es muy loable, de eso no cabe duda y es lo más llamativo, sin duda, apuesta por unos tonos más cálidos y coloridos que en no pocas ocasiones buscan crear planos que puedan ser considerados icónicos, importando menos su utilidad narrativa, pero para mi le fallan algunos aspectos al film, como por ejemplo el hecho de que su personaje principal está destinado a hacer grandes cosas para salvar a la humanidad, y al final siempre en el último momento acabe solucionando los problemas, algo que hecho una vez está bien, pero repetidas veces cansa. Hay evidencia de crear un universo propio, pero a la vez de complicar todo más de la cuenta. Al final queda un guión muy simple que en su afán de complicarlo, genera un gran descontrol narrativo. Eso también queda evidente, con la parte más cómica de la película, que aunque se agradece, no pega nada con el resto de la historia (cameo de Terry Gilliam incluido).
Destacar una buena banda sonora de Michael Giacchino.



Ya sabíamos lo que íbamos a ver, un despliegue visual muy satisfactorio, pero eso no encubre fallos de guión, interpretaciones de no muy alto nivel porque para mi, los Wachowski se centran más en la parafernalia que en dirigir bien a los actores, por lo que lo mejor es disfrutar de la parte visual.
Os dejo con el tráiler del film.