viernes, 19 de septiembre de 2014

Escenas míticas del cine (XXVIII)



 
En 1995 Martin Scorsese realiza la que para mi es la segunda parte no oficial de Uno de los nuestros, ya que tanto Robert de Niro como Joe Pesci hacen personajes muy parecidos, sin embargo se incorpora la estupenda Sharon Stone y desaparece Ray Liotta. Destaca de manera increíble James Woods como secundario.
En 1973, en Las Vegas, Sam "Ace" Rothstein (Robert de Niro), un profesional de las apuestas y judío, es el eficaz director de un importante casino que pertenece a un grupo de mafiosos. Su misión es controlar que el negocio vaya bien, y que las ingentes cantidades de dinero llegue a los grandes jefes como es habitual.
Las Vegas es lugar de millonarios, políticos, pero también de tahúres, prestamistas, pícaros, traficantes de drogas y matones. Es entonces cuando Nicky Santoro (Joe Pesci), al que sus jefes han dicho que cuide de Sam, llega a la ciudad con intención de quedarse. Pero claro, Nicky va creciendo, y aparte de tener la confianza de Sam, tiene sus trapicheos y va por libre, lo que le va creando sus enemistades, y que los grandes jefes desconfíen de él.
 



 
La escena de la que os hablo, al final de la película, es una de las más duras que he visto, sonando el The House of the rising sun de los Animals, se ve como los que eran sus compinches de curro, apalean con bates de beisbol a Nicky y su hermano y los entierran todavía vivos, ya que se habían pasado de la raya. Increíble como la voz de Joe Pesci que describía el encuentro... es sustituída por la de Robert de Niro.
 
Os dejo con esta mítica escena.
 
 

jueves, 11 de septiembre de 2014

Ha muerto Richard Kiel.



El actor Richard Kiel falleció ayer a los 74 años de edad, en el hospital de Fresno (California) donde estaba ingresado, tras haberse roto la pierna al caerse de un caballo a principios de semana, pero se desconoce si las posibles complicaciones de este incidente están relacionadas con su fallecimiento. Un actor conocido y lanzado a la fama por su mítico papel de Tiburón en los filmes de James Bond, esa gigantesca amenaza dentada que se enfrentó a Roger Moore en La espía que me amó (1977) y Moonraker (1979).
El actor, nacido en Michigan, deja tras de sí una carrera de 50 años con apariciones testimoniales pero memorables dada su enorme estatura (2,17 metros) en películas como El Jinete Pálido, de Clint Eastwood, dónde por cierto recibe un golpe del Predicador... de lo más doloroso. Debido a su físico se vio forzado a realizar papeles prototípicos, como gánster y personajes antagonistas como en El Expreso de Chicago, donde interpretaba a un sicario de dientes metálicos (papel anterior al de Tiburón en James Bond). Eso le hizo encasillarse algo en papeles de malo, pero siempre con un fondo noble.




 
Él mismo rechazaba su papel en las películas de James Bond como el mejor, de hecho contaba esto: "Mi mejor papel fue probablemente el de Capitán Huracán Drazak en Fuerza 10 de Navarone. Muchos ni siquiera saben que soy yo, porque yo llevaba una barba y un gran traje".
 
Os dejo con la escena de Moonraker dónde luchan James Bond y Tiburón en el teleférico.
 
 

martes, 9 de septiembre de 2014

Escenas míticas del cine (XXVII)



 
En 1990 Martin Scorsese dirige Goodfellas, traducida aquí como "Uno de los nuestros" cuya primer frase del film es "Que yo recuerde, desde que tuve uso de razón, quise ser un gángster". Una de las obras cumbre del género de mafiosos, una cinta trepidante e intensa, dónde Robert de Niro, Joe Pesci y Ray Liotta llevan el peso de los papeles más importantes.
Madre mía como me recuerdan muchas fases de esta gran película, a situaciones que se viven en este país actualmente y desde hace años (Bárcenas, Gürtel, Urdangarín, etc.,) y en especial el personaje de Ray Liotta (Henry Hill) hijo de padre irlandés y madre siciliana, me parece totalmente vomitivo. La película se centra bastante en él, ya que a los trece años, Henry decide abandonar la escuela y entrar a formar parte de la organización mafiosa como chico de los recados y muy pronto se gana la confianza de sus jefes, gracias a lo cual irá subiendo de categoría.
 



En la escena de la que hoy hablo, Henry escucha la anécdota de Tommy de Vito (Joe Pesci) en el restaurante donde ya están de copas, la risa falsa de Ray Liotta es inolvidable y la broma que le gasta Joe Pesci también.
 
Disfrutad de esta mítica escena.
 
 

domingo, 7 de septiembre de 2014

Escenas míticas del cine (XXVI)


 
 
En el año 1973, el director George Roy Hill dirige "The Sting", El Golpe, una obra maestra atemporal del cine con dos actores en estado de gracia como Paul Newman (Henry Gondorff) y Robert Redford (Johnny Hooker) a los que daba una réplica bestial Robert Shaw en el papel del mafioso y gángster Doyle Lonegan. La unión de los timadores Gondorff y Hooker para vengar la muerte de un compañero, viejo amigo de ambos, mandado matar por Lonegan, hace de la cinta una maravilla absoluta con escenas imborrables.
Redford y Newman ya habían trabajado años atrás en Dos Hombres y un destino y aquí vuelven a destilar una química muy especial entre ambos.



 
Yo hoy recuerdo dos de ellas. La primera cuando timan a un correo de Lonegan, entre Luther Coleman y Johnny Hooker en un callejón de Chicago.

 




Y la segunda cuando se reúnen los timadores para elaborar su metidado y meticuloso plan para vengarse de Lonegan en su escondite de burdel circense.

 

domingo, 31 de agosto de 2014

Lucy (2014)

  Cartel del film

 
Luc Besson dirige esta cinta en la que Scarlett Johansson es la principal protagonista, ella es Lucy, una mujer envuelta involuntariamente en un asunto muy oscuro, del que deberá salir utilizando a sus propios captores, y que acabará transformándose en una guerrera despiadada cuya evolución supera la lógica humana. Es utilizada, con 3 hombres más, por unos narcotraficantes como "mula", es decir, ocultar droga en su cuerpo para pasar los controles. Pero en uno de esos transportes, ella es golpeada por sus captores que la tienen retenida, y la bola que transporta se rompe, y su sistema absorbe dicho contenido, CPH4. Esta sustancia le otorga poderes sobrehumanos y hace que su cerebro vaya teniendo un poder inmenso al ser utilizado cada vez en más porcentaje, por lo que tiene telequinesis, no sufre dolor, tiene habilidad de captar el conocimiento de forma instantánea, a parte de un velocidad alucinante. Todo ello, la convierte en una máquina de matar, que afortunadamente está del lado de la ciencia y no de los malos.
 
 



 
Pero este film tiene fallos, partiendo ya de un guión demasiado sencillo y sin mucho argumento, pero que a la vez quiere aparentar algo grandioso. Es cine de ciencia ficción, pero que por momentos parece mezclar los documentales de la 2 con una historia que no acaba de funcionar, ya que no es creíble. El director de cine francés, intenta construir un inestable edificio que mezcla un relato profundamente existencial con elementos de las historias de superhéroes, el origen del universo con frenéticas persecuciones por las calles de París, a la vez está la mafia taiwanesa por medio y todo esto llevado por el personaje de Scarlett, en cuyos hombros y tacones recae todo. También me harta que utilicen a un actorazo como Morgan Freeman en papeles que no están a su altura, y aquí vuelve a pasar, el profesor Norman, que sirve de contacto primordial entre Lucy y la ciencia.




 
Lucy se va abriendo camino entre patadas, disparos y demás, mientras comparte reflexiones sobre la vida, el conocimiento y el universo. En esa transición, carteles informativos van señalando el aumento de la capacidad cerebral de ella, cual videojuego, que se ve abruptamente acelerado en su último salto del 60 al 100%. Banda sonora de estilo techno no especialmente brillante, que nos lleva a que este relato que parece hacernos creer que es muy intelectual, se sostenga vagamente gracias a unos efectos especiales que hacen realistas los poderes de ella y las transformaciones de su cuerpazo.






Cinta fallida desde mi punto de vista, que sólo se salva gracias a la gran actuación de Scarlett, y a unos efectos especiales interesantes, pero de argumento pobre y mal llevado a cabo.
 
Os dejo con el tráiler.

 

viernes, 29 de agosto de 2014

The Expendables 3 (2014)

   Cartel del film

 
No es que la cartelera ande muy boyante este verano la verdad, pero ayer dije que un día es un día y me fui a ver los Mercenarios 3 con amigos, la continuación de la saga que ya comenzara Sylvester Stallone en 2010 con el fin de reunir a lo más granado del cine de acción o bélico de los últimos decenios. En realidad no esperaba nada de un film (como mucho echarme unas risas) cuyo principal argumento es pegarse tiros, darse leñazos, etc., pero siempre hay cosas que le dejan a uno con buen sabor de boca, y sin duda para mi, esa fue ver una espléndida actuación de Mel Gibson en el papel de malo malísimo, que simple y llanamente lo borda.
Sylvester Stallone, en plan narcisista, es responsable del argumento (pobre), y deja a Patrick Hughes que dirija la cinta, renunciando a todo signo de rigor, con la idea de multiplicar los desmanes de una pandilla de protagonistas que se adueñan de la pantalla con mucha testosterona, músculos y armas, incluso hacernos creer que están en plena forma y aparentan menos edad de la que tienen.




 
De las cosas positivas me quedo con el sentido del humor, que es bastante agradecido, ya que muchos diálogos son infumables, y sobre todo esa parte jovial está muy bien representada por Antonio Banderas, que vuelve a hacer el típico personaje de hispano, dentro de los americanos, al que tienen como último mono del grupo pero cae simpaticón.
Desde luego el derroche de presupuesto es evidente, pero por favor, que no me hagan creer que Stallone con 68 palos vuela por un edificio, hace saltos mortales y se agarra a la cuerda de un helicóptero pegando un salto de la leche, o que otros de sus viejos compañeros anden igual de sobrados. Voladas aparte, reitero que el gran acierto de la película es poner a Mel Gibson como el malvado de la historia, Stonebanks, que además fue un mercenario parte del grupo original.
La cinta acaba siendo rutinaria, que no mala, y tiene sus momentos divertidos, pero no me acaba de convencer. Por cierto que Wesley Snipes ha salido de la cárcel y este ha sido su primer trabajo, pero cada vez se parece más a Grace Jones... no sabemos si se le cayó la pastilla de jabón en los baños...




 
El propio Stallone ha comentado que no quedó del todo satisfecho con las anteriores entregas, con la primera por ser demasiado seria y con la segunda por dejar que el humor se adueñase en exceso de la cinta. En "Los Mercenarios 3" se ha buscado un equilibrio entre ambas cosas y es justo reconocer que lo han conseguido, pero a costa de grandes altibajos de interés y la sensación de que la franquicia ha perdido parte de su personalidad por el camino, algo a lo que también ayuda los intrascendentes que resultan todos los mercenarios de nueva generación, que aportan poco o nada.
 
Os dejo con el tráiler del film.
 
 

lunes, 25 de agosto de 2014

Adiós a Richard Attenborough.



 
Ayer fallecía en Londres el actor, director y productor de cine inglés a los 90 años de edad.
El actor y posteriormente director de éxito, hermano mayor del famoso naturalista Sir David Attenborough, protagonizó películas como "Brighton Rock" (1947), "La Gran Evasión" (1963) o "Parque Jurásico" (1993), casi siempre como actor de reparto. Como director obtuvo el Óscar a mejor director y mejor película por Gandhi en 1983.
Lord Attenborough residía desde 2013 en un hogar para mayores en el oeste de Londres y se movía mediante una silla de ruedas desde que sufriera una apoplejía hace cinco años que le mantuvo en coma varios días y de la que nunca se recuperó del todo.
 


 
Creció en el College House del campus de la University College, Leicester, institución de la que su padre, Frederick Attenborough, fue director.
Cursó estudios en Leicester y en la Real Academia de Arte Dramático. En 1941 comenzó a trabajar en el teatro, con lo que consiguió su debut en el cine un año después con una famosa cinta bélica de propaganda: Sangre, sudor y lágrimas (In Which We Serve), de David Lean y Noel Coward. En 1947 le llega el éxito con Historia de una cobardía, y el del asesino adulador de Brighton Rock. En 1956 deja de encasillarse para dar un salto con A Private progress. Su interpretación en 1963 en La gran Evasión (The great escape) siempre será recordada. Un año después participa en Plan siniestro, un clásico del cine inglés.
En 1969 debuta como director con ¡Oh, qué guerra tan bonita!, una comedia satírico-musical, a partir de ahí El joven Winston (1972), Un puente lejano (1977), y Magic (1978). Con Gandhi en 1982 asombró al mundo entero y arrasaría en los Óscars de 1983.
De sus últimos años, se recuerda con especial cariño su papel en Parque Jurásico, de Steven Spielberg, justo cuando regresó a la interpretación en 1993.




Os dejo con esta impactante escena de Brighton Rock de 1947, dirigida por Green Graham, donde Richard hace de ese asesino, que en esta escena liquida a una de sus víctimas en la casa del terror...
 

jueves, 21 de agosto de 2014

La Luna (2011)

 Cartel del corto
 
 
En el año 2011, Enrico Casarosa dirige este interesante corto animado titulado "La Luna", una fábula atemporal de un joven que madura de una manera muy curiosa y en unas circunstancias de lo más peculiares. La historia tiene 3 protagonistas, el niño, su padre y su abuelo. Los mayores se llevan al crío en un barco de madera al mar (La Luna) supuestamente a pescar, y cuando ya no ven tierra se detienen y esperan. Le obsequian con un regalo, y le hacen entender como trabaja la familia. Es entonces cuando el crío empieza a tener dudas, y se plantea si debe seguir las formas del padre o del abuelo.
 


 
 
 
El padre es como un marinero Popeye, con enorme bigote y robustos brazos, el abuelo luce una esplendorosa barba blanca. El niño empieza a imitar los gestos de cada uno, en una lucha por decidir a cual de ellos seguir, y encontrar qué ejemplo es mejor. Es ahí, donde debe encontrar su propio método en medio de opiniones encontradas y tradiciones gastadas por el tiempo.
A partir de ahí una sorpresa muy grande aguarda al chico... no os la perdáis.
Acompañó a la película Brave en sus estreno en cines.





Os dejo con este corto tan inusual y delicioso a la vez.
 

miércoles, 13 de agosto de 2014

Se nos va Lauren Bacall.



Sin solución de continuidad, después de la triste noticia de la muerte de Robin Williams, se nos va una de las estrellas más grandes de Hollywood de todos los tiempos, Lauren Bacall, la eterna viuda de Humphrey Bogart, que ha sufrido ayer un derrame cerebral a los 89 años.
Bacall era la superviviente de una generación a la que llegó muy joven (con 19 años, para rodar "To Have and Have Not" en 1944 y atarse ya a Bogart) y que la perspectiva de la historia ha acordado llamar Hollywood dorado. Apenas quedan compañeros que la conocieran de verdad.




Inició su carrera en el teatro, y después empezó a trabajar en el cine. Participó en unas 40 películas, entre las que destacan Tener y no tener (1944), The Big Sleep (1946), Dark Passage (1946), How to Marry a Millionaire (1953), Designing Woman (1957) y The Mirror has two faces (1996). Sus interpretaciones la hicieron acreedora de múltiples premios, entre ellos un premio del Sindicato de Actores, un Globo de Oro y dos Tony. Por su trayectoria profesional recibió el Óscar honorífico, así como el premio Cecil B. DeMille, el César Honorífico y el Premio Donostia.
Su época había sido otra, si bien había estado en activo hasta hace dos años, cuando prestó su cavernosa y legendaria voz a "Ernest & Celestine", una cinta de animación, y en las últimas décadas había pasado de puntillas por cintas clave de la evolución del lenguaje cinematográfico como "Dogville", de Lars Von Trier.





Para mi la mirada de la Bacall es de las más profundas y asombrosas del cine de todos los tiempos, de esas que no se olvidan.
Os dejo con una escena mítica de la película Tener o no tener de 1944, dirigida por Howard Hawks e interpretada por esa pareja mítica de Hollywood, Humphrey Bogart y Lauren Bacall además de Dolores Morán, otra guapísima actriz de la época.
 
 

martes, 12 de agosto de 2014

Hallan muerto a Robin Williams.



El cuerpo sin vida del actor Robin Williams, de 63 años, fue encontrado en su casa de Tiburón, una península en la bahía de San Francisco, frente a la ciudad. Los servicios de emergencias recibieron una llamada a las 11.55 de este lunes, hora local, (20.55 en la España peninsular) y entraron en su domicilio, donde certificaron su muerte, apenas cinco minutos después.
El actor llevaba tiempo con una profunda depresión, y las primeras investigaciones hablan de un posible suicidio por asfixia.
Ni siquiera el volver a interpretar a la Señora Doubtfire, cuya segunda parte estaba en marcha, le hizo olvidarse de su estado mental bajo de ánimos. Nacido en Chicago en 1951, fue un actor que forjó su carrera entre la comedia, para la que sin duda era un superdotado con una gran bis cómica y una portentosa gestualidad y el poso de amargura que dejó en films como "El Club de los Poetas muertos" (1989), "El Indomable Will Hunting" (1997), por el que ganaría su único Óscar en 1998 al mejor actor secundario o Retratos de una obsesión (2002).
Para mi otro papel inolvidable es el de el locutor radiofónico de Good Morning Vietnam (1987).
 



 
A lo largo de su carrera logró cinco Globos de Oro. Entre los papeles más renombrados figura también el protagonista de Jumanji (1995) o el niño que no quería crecer, un personalísimo Peter Pan en Hook (1991) (más que prescindible película de Spielberg, que él salvaba). En el mundo de los dibujos animados, puso su voz al genio de Aladino, Batty Coda en Ferngull o los simpáticos pingüinos de Happy Feet.



 
Pero sin duda, la película donde más me he reído con él fue en la Señora Doubtfire de 1993, dónde digamos tenía influencias de aquel personaje de Tootsie que interpretó Dustin Hoffman en 1982, pero dotándole de una gracia espectacular, inolvidable personaje del que por desgracia no tendremos esa segunda parte prometida.

Os dejo con una escena mítica de El Club de los poetas muertos de 1989, ese profesor Mr.Keating que interpretaba Robin Williams de manera magistral... con unos jóvenes Ethan Hawke al que saca lo mejor de él, y Robert Sean Leonard como jóvenes y prometedores actores.
 
 

sábado, 9 de agosto de 2014

Manson - Documental (2009)

Cartel del documental


Hoy se cumplen 45 años de uno de los acontecimientos más salvajes y macabros de la historia, y que tiene como protagonistas a gente muy relacionada con el cine y la música.
La noche del sábado 9 de agosto de 1969, Charles Watson, Patricia Krenwinkel, Susan Atkins y Linda Kasabian entraron en la residencia número 10050 de Cielo Drive en Beverly Hills, California, y las acólitas de Charles Manson mataron salvajemente a Sharon Tate, la mujer de Roman Polanski, director de cine, que estaba embarazada de ocho meses, recibiendo dieciséis puñaladas, de las cuales once fueron a manera de tortura y cinco de ellas, según el forense, mortales de necesidad. Dejándola morir desangrada, la colgaron del techo junto a Jay Sebring. Sus otros invitados, Abigail Folger y Voytek Frykowski, fueron apuñalados en los jardines exteriores de la mansión.


Charles Manson 1969-2011



Manson es un documental dirigido por Neil Rawles, que cuenta, de nuevo, la historia de la secta "La Familia" de Charles Manson, cuyos miembros fueron los responsables del famoso asesinato en masa, conocido simplemente como el caso Tate/LaBianca, entre cuyas víctimas se encontraba la actriz Sharon Tate, entonces casada con Roman Polanski ,como antes he dicho.
Lo que diferencia a este documental de otros dónde se habla de la figura de Charles Manson y de sus crímenes, es que este está narrado por Linda Kasabian. Kasabian era miembro de La Familia y llevaba 4 semanas viviendo con ellos, y ella fue la testigo clave y estrella de la acusación, cuya declaración y colaboración (recibió inmunidad por ello) contribuyó a meter en prisión a los responsables de aquellos asesinatos y a su máximo instigador, Charles Manson.
Además de entrevistar a Kasabian, también salen declaraciones de el fiscal del caso Vincent Bugliosi y Debra Tate, la hermana de Sharon.
 
 



El documental da pie a interesantes reflexiones. Manson fue un producto del sistema, es decir, tenía 32 años cuando fundó La Familia y 17 años de esos 32 los había pasado en la cárcel e instituciones de tutelaje. ¿Habría terminado provocando el mismo dolor, si las instituciones hubiesen funcionado mejor? ¿O tal vez lo que le llevó a incitar una serie de asesinatos en masa, formaba parte de él desde que nació?
Además, siempre es inquietante la obsesión de Manson con la música, componía canciones, y en estos asesinatos utilizó como vehículo el tema de los Beatles de 1968 Helter Skelter que no paraba de escuchar.
 
Como punto menos bueno del documental es que reconstruye los hechos narrados por los entrevistados un poco en plan telefilme, pero por contra el material de archivo es abundante y las declaraciones de los implicados son muy jugosas, además del como se cuenta.
 
Os dejo con este más que interesante documental.
 
 

miércoles, 6 de agosto de 2014

Adiós a Marilyn Burns.

 
 
La actriz Marilyn Burns ha fallecido a los 65 años de edad. La interprete estadounidense alcanzó fama mundial al protagonizar La matanza de Texas, el clásico de terror de Tobe Hooper de 1974. Su cara, alcanzó fama mundial al encarnar a Sally Hardesty, la única que consiguió sobrevivir a los ataques asesinos de Leatherface y su sierra mecánica, todo un clásico del cine de terror.
Tras gritar y gritar ante la cámara para escapar de aquel asesino, la actriz estadounidense volvió a trabajar con Hooper en Trampa Mortal (1976) y en la miniserie Manson, retrato de un asesino (1976).
Burns no tuvo una carrera muy extensa, quizás debido al excesivo éxito de un film que la marcaría para siempre, aunque también participó en las versiones posteriores de la saga, La nueva generación de 1994 y La matanza de Texas 3D de 2013.
 
 


 
Recordemos hoy esa masacre como homenaje, en la que cinco adolescentes visitan la tumba, en principio profanada, del abuelo de uno de ellos. Al llegar al lugar, hay un siniestro matadero (como hablaba la canción de Parálisis Permanente que también cantaba Gabinete Caligari). Los jóvenes toman una carne deliciosa en la gasolinera, y a partir de entonces vivirán una terrible pesadilla de consecuencias horrendas.

Os dejo con la mítica película.

 

martes, 5 de agosto de 2014

Il buono, il brutto, il cattivo (1966)

  Cartel del film
 
 
 
El género del llamado Spaguetti Western tiene una trilogía gloriosa con Sergio Leone como director, a saber "Por un puñado de dólares" (1964), "La muerte tenía un precio" (1965) y "El bueno, el feo y el malo" (1966), todas con música fabulosa de Ennio Morricone y que para mi curiosamente van de menos a más, es decir, la segunda supera a la primera y la tercera es la mejor de las tres, en dura pugna con la segunda. A esta triada se la conoce como "La Trilogía del Dólar".
La maestría de Sergio Leone a la dirección de esta producción italiana es indiscutible, pero a la vez junta a un elenco de tres actores de una calidad suprema, por un lado a sus ya tratados Clint Eastwood y Lee Van Cleef, a los cuales añade a Elli Wallach, para mi un acierto soberbio ya que es el que pone la pimienta al asunto y es el contrapunto perfecto entre los dos pistoleros.



    El bueno (Clint Eastwood)

 
En plena Guerra Civil norteamericana, un par de estafadores se dedican a timar a las autoridades. Tuco (Eli Wallach) es perseguido por numerosos crímenes, y es atrapado y entregado a la justicia por un cazarecompensas conocido como el Rubio (Clint Eastwood), su cómplice de fechorías, quien lo libera de la horca a último momento para huir y repartirse el botín. Pero una serie de mutuas traiciones y desventuras los llevan a cruzarse en el camino con Bill Carson, un soldado confederado malherido. Antes de morir, les dice a ambos dónde se encuentra escondido un botín de 200.000 dólares en monedas de oro. El problema es que uno de ellos conoce el paradero (un cementerio) y el otro sabe en qué tumba se encuentra enterrado el oro. Mientras tanto, un corrupto sargento de la Unión conocido como “Ojos de Ángel” (Lee Van Cleef) se encuentra tras la pista de Carson. Y no pasará mucho tiempo... antes de que sus caminos se crucen en el trayecto hacia el botín escondido.



El feo (Eli Wallach)



Quizás el único pero que tiene el film, es su excesiva duración, cerca de las 3 horas. Pero Leone demuestra una cosa, y es que sin una gran inversión, pero con una gran historia que contar, los resultados son espectaculares. Y es que el dólar, amigos y amigas, es el auténtico protagonista de esta historia, con ciertas reminiscencias al mundo materialista. Un tesoro oculto será el "leit motiv" de los tres protagonistas durante todo el metraje, de forma que podremos ver las virtudes y miserias de cada uno de ellos, con la virtud de que el excelente trama que crea Leone convierte dichas andanzas y desventuras, en un entretenimiento de primera magnitud. Un film donde el bueno no es tan bueno, el malo tiene un lado humano... y el feo... también triunfa... a su manera.


El malo (Lee Van Cleef)
 
 
La secuencia del duelo final debería ser estudiada en todas las escuelas de cine, un prodigio de montaje. Para la posteridad, quedará el comienzo del film (con ese personaje que aparece cual muñeco en primer plano) dónde Sergio no recurre a diálogos en muchos minutos y le queda perfecto, realmente una gozada.
 
Os dejo con el film, en versión original subtitulada.
 
 

lunes, 4 de agosto de 2014

Escenas míticas del cine (XXV)



 
En 1976, Martin Scorsese dirigió a Robert de Niro, como protagonista principal de Taxi Driver, la historia de un ex-combatiente de Vietnam, Travis Bickle (personaje bordado por Robert de Niro) que trabaja como taxista en Nueva York. Se trata de un tipo insociable, un hombre solitario al borde de la locura, ya que se pasa los días en el cine y vive prendado de Betsy (Cybill Shepherd), una atractiva rubia que trabaja como voluntaria en una campaña de un partido político.
La figura del combatiente que regresa perturbado, a la vez que encuentra vacía su existencia, ya ha sido muchas veces tratada en cine y literatura, pero tal vez ésta sea una de las más acertadas.




El contacto con las calles de Nueva York le acaba transmutando en un psicópata, un hombre violento que no ve más forma de solucionar los males de la sociedad que pasando a la gangsteril venganza, ya que su obsesión es comprobar como la violencia, la sordidez y la desolación dominan la ciudad.
La escena de cuando decide pasar a la acción es mítica, empezando por una tonta discusión con Sport (Harvey Keitel) sobre Iris (Jodie Foster) una prostituta, al que despacha un tiro, y enlaza una matanza hasta llegar a la habitación dónde ella trabaja.
 
Imborrable escena, con ese final dónde el protagonista se pega un tiro a si mismo simulado cuando llega la policía.
 
Disfrutad de la terrible escena.
 
 

jueves, 31 de julio de 2014

The Other Boleyn Girl (2008)

Cartel del film
 
 
Película que tiene su escenario en el siglo XVI en Inglaterra, durante el reinado de Enrique VIII, papel que protagoniza con gran nivel Eric Bana. El film se centra en la historia de las hermanas Ana y María Bolena (Natalie Portman & Scarlett Johansson), cuyo padre y tío de ambas (sobre todo este último) movidos por una ambición sin límites de mejorar su nivel social y poder de la familia convencen a ambas para que conquisten el amor del Rey de Inglaterra cuyo matrimonio con Catalina de Aragón (interpretada por Ana Torrent) está ya acabado porque ella es incapaz de darle un hijo varón. Ana y María abandonan su vida en el campo para trasladarse al peligroso y apasionante mundo de la corte donde el Rey tendrá su jardín perfecto para tenerlas a su disposición.
 

  Scarlett Johansson & Natalie Portman


 
Las hermanas que se llevaban bien y eran muy amigas, se convertirán en feroces enemigas por el amor del Rey, al principio, el Rey escoge como amante a María (que ya estaba casada) y tiene con ella un bastardo. Pero Ana, que es muy inteligente y astuta, consigue eclipsar a su hermana e incluso, que el Rey repudie a Catalina de Aragón, su legítima esposa, lo que provocará encima su enfrentamiento con el máximo mandatario de la Iglesia católica en Roma, osea el Papa, y la escisión de dicha Iglesia, formando la Iglesia Anglicana del que él será la máxima cabeza visible (de las mejores cosas que hizo).



Eric Bana
 
 
Extraordinaria actuación de las dos protagonistas, tanto Natalie como Scarlett están inmensas en dos papeles soberbios y muy bien repartidos por el director Justin Chadwick. En el caso de Natalie que tiene que hacer de Ana, mantiene un duelo interpretativo con su hermana y el propio Rey absolutamente espectacular, pero lo de hacer de arpía sinceramente lo borda. La Portman ofrece todo un recital de interpretación, haciendo muy creíble lo que por momentos se asemeja a una caricatura de personaje. A su lado Scarlett interpreta a una inocente María, tonta como ella sóla, y lo que es peor... de las que no aprenden. Ayudan una impresionante fotografía, obra de Kieran McGuigan, también procedente del campo televisivo, como el director, y que realiza un curioso trabajo de iluminación nada recargado y muy realista, algo a veces excesivamente recargado en este tipo de films de esa época.





Una película de época que es poco creíble en algunas de sus cosas, como por ejemplo la utilización del lenguaje o las idas y venidas de los personajes, preocupados la mayor parte del tiempo por la vida sexual de un Rey con mucho poder, pero en el fondo un pelele de mucho cuidado, eso si, un pelele con tanto poder que a poco que alguien le cayera mal o hiciese algo que no le gustaba lo mandaba ejecutar de inmediato. A pesar de todo, la película no es aburrida ni cae en la sosez, cosa bastante loable.
 
Os dejo con el tráiler del film.
 
 

martes, 29 de julio de 2014

The Tudors (Serie) (2007)



Una de las series que más me han interesado en los últimos tiempos, es sin duda Los Tudor, que arrancó en 2007 y tuvo 4 temporadas de duración, hasta 2010. Se trata de una serie ambientada en la época del reinado de Enrique VIII (1509-1547) y sus muchos matrimonios, muchos de ellos fallidos y sus ansias de poder, aventuras amorosas por doquier, y su manera de gobernar, despiadada con sus enemigos y sin ningún tipo de control. Un rey en definitiva, que es retratado como el tirano que era, dentro de una corte dónde las intrigas palaciegas y las traiciones estaban a la orden del día.
La serie no es perfecta, aún teniendo un elenco de actores de primer nivel, y me refiero a los hechos históricos, que son verdaderos en un 80-85%, ya que por ejemplo las edades del rey en la serie son más que discutibles, a sus dos hermanas se las funde en una sóla, se le atribuye el cargo de Rey de Irlanda en muchas fases cuando ese rango no fue creado hasta 1541... además de cambios de Papas en esa época que no corresponden con los históricos.
La serie tiene nacionalidad irlandesa.
 




 
Pero si nos centramos en la nómina de actores es simplemente bestial, Jonathan Rhys-Meyers hace de Enrique VIII con bastante nivel, destacando Jeremy Northam como Tomás Moro, Sam Neil como el Cardenal Wolsey, Henry Cavill como el Duque de Suffolk, Natalie Dormer como Ana Bolena e incluso Peter O'Toole como el Papa Pablo III.
La primer temporada, abarca sus dos primeros matrimonios, con Catalina de Aragón y su divorcio no aceptado por Roma, lo que provocará que se instaure la Iglesia Anglicana para proceder a tal divorcio y casarse con Ana Bolena, cosa que a día de hoy sigue vigente y cuyo máximo dirigente es el propio rey.


 
Es esa escisión con Roma, la que provoca fricciones entre el Rey y su amigo desde la época de estudiante Tomás Moro. Su negativa a aceptar el Acta de Supremacía que hacía que el rey fuese la nueva cabeza de esta nueva iglesia, provoca que el propio rey le acuse de alta traición y le mande ejecutar en la Torre de Londres el 6 de julio de 1535. Fue beatificado en 1886 y canonizado en 1935, por tanto hablamos de Santo Tomás Moro.
 
En la escena que os pongo, se relatan los últimos momentos de Tomás Moro antes de ser decapitado (práctica común de la época).
 
 

lunes, 28 de julio de 2014

Changing Batteries (2013)


 
En el año 2013, Casandra Ng dirige este corto de animación de nacionalidad malaya a cargo de la productora Sunny Side-Up Production, titulado Changing Batteries, Cambio de pilas.
La enfermedad ha debilitado fuertemente a una anciana que vive sola. Un día recibe un paquete por parte de su hijo, que vive en la ciudad y por motivos de trabajo no puede visitar a su madre por el momento. Sin embargo, en el paquete hay un regalo tremendo, se trata de un robot domestico, hecho especialmente para atender todas las tareas del hogar. Con el tiempo este robot y la vieja mujer desarrollarán una amistad que traspasará la frontera entre la vida y la muerte, una amistad que no terminará cuando se terminen las pilas. La historia nos habla del desarrollo de las relaciones con los otros.




Os dejo con este interesantísimo corto de animación.

 

martes, 22 de julio de 2014

Escenas míticas del cine (XXIV)




En el año 2006 hace el guión (otra vez), dirige y protagoniza la sexta entrega de Rocky Balboa. Después de 30 años desde que Rocky, un hombre sin futuro, se le presentó la oportunidad de boxear y enfretarse al campeón Apollo Creed, sigue siendo un ejemplo tanto en la vida como en el ring, y fue un referente para las esperanzas de millones de personas. 
Pero aquí ya está retirado, lleva un restaurante con el nombre de su fallecida mujer Adrian's, donde cuenta viejas historias a los clientes. El problema es su hijo, al que ve poco, Robert Balboa Jr (protagonizado por Milo Ventimiglia), centrado demasiado en su vida y pasando de su padre.




 
En esta mítica escena en la que me detengo, el sermón del padre al hijo es soberbio, y demuestra que en el fondo, a pesar del tiempo, los golpes recibidos, la edad y demás, no ha perdido ni la humildad ni su esencia de luchador que transmite de forma enérgica a su vástago.

Disfrutad de esta tremenda escena.

 

lunes, 21 de julio de 2014

James Scott Bumgarner, otra gran pérdida.



 
Fin de semana trágico en el cine, a la inesperada desaparición ayer de Álex Angulo ha de unirse como noticia luctuosa la desaparición el sábado noche en Los Ángeles de James Garner, eso si, en este caso por muerte natural, a los 86 años de edad.
Nacido en Oklahoma bajo en nombre James Scott Baumgarner y de origen indio-alemán, dejó muy joven su casa para trabajar en los campos petroleros de Texas. También fue leñador, instalador de alfombras, soldado en la Guerra de Corea (donde fue condecorado) y modelo de trajes de baño. 
Así, después de escarceos comerciales, hace su primera aparición en la pantalla en 1956 en las películas The girl he left behind y Toward the unknown.
Después de cuatro pequeños papeles en películas, interpretó a un militar en la década de los 50, cuando protagonizó la popular serie de western "Maverick", haciendo el papel de Bret Maverick, desde 1957 a 1960. Otros actores prominentes ocuparon roles protagónicos, pero Garner fue la gran estrella del programa. Ya en 1957 comparte papel con Marlon Brando en Sayonara.
 



 
A partir de ahí vino su época dorada, ya que en los 60 interpretó películas como Boys' Night out (1962), The Thrill of it all (1963) Move over, Darling (1963), La gran evasión (1962), The Americanization of Emily (1964), Grand Prix (1966) y Support Your Local Sheriff! (1968). En la década de los 70 hizo Cabalgando al infierno (1970), Látigo (1971) o One Little indian (1973) y tiene un parón hasta principios de los 80 y es con ¿Víctor o Victoria? en 1982 dónde recobra esplendor.
En 1985 fue nominado al Oscar por su papel junto a Sally Field en "Murphy's Romance". En los años 90 repitió en el film "Maverick" (1994), donde pasó de ser el protagonista, rol que quedó en manos de Mel Gibson, para convertirse en un sheriff ya entrado en años. En el año 2000 Clint Eastwood le reclutó para Space Cowboys junto a Donald Sutherland y Tommy Lee Jones, inolvidable film.





 
Os dejo con una escena de Maverick donde coincide con Clint Eastwood, donde James Garner encarna a Breat Maverick un jugador de cartas que recorre el Salvaje Oeste y acaba ayudando a los necesitados pese a sus instintos iniciales de sacar ventaja y desaparecer.