martes, 27 de enero de 2015

The Bourne Ultimatum (2007)

Cartel del film

 
Tercera y última entrega de las aventuras del agente Jason Bourne, protagonizado por un excelso Matt Damon, que sigue investigando quién es y qué hay realmente detrás del programa secreto de la CIA llamado Treadstone. Es alucinante lo bien que trabaja en las tres partes este actor, lo borda en un personaje hecho a su medida, de hecho me creo que en sus parrandas por ahí, se crea que es ese espía de verdad. Acusado muchas veces de inexpresivo y frío, Damon hace un papel fuera de serie y aportando muchos matices. Es imposible no ponerse de su lado, y desear que le parta la cara a todo el que se ponga por delante, más aún si van trajeados.



Matt Damon (Jason Bourne)


 
En esta tercera parte hay tres cosas fundamentales, primero que me parece la mejor de la trilogía, porque cogiendo lo bueno de las dos primeras las mejora, cosa nada fácil, segundo su director lo borda, más aún que en la segunda,  y por último los actores vuelven a estar a un nivel excelso encabezados por Damon, claro está.
Jason Bourne necesita resolver el misterio de su oscuro pasado para liberar su atormentada mente, pero sigue siendo perseguido por aquellos que le convirtieron en lo que es, una máquina de matar, y esos están en la CIA y se esconden bajo un programa secreto.




 
 
Hay energía, dramatismo, acción y bestial en algunos momentos con mucho realismo, del que te patea el culo cuando estás en la butaca del cine. El montaje es una pasada, algo acelerado a veces, pero antológico. Muy destacable la pelea con Joey Ansah en Marruecos, alucinante, y la persecución del final entre Damon y Edgar Ramírez, dos asesinos muy expertos que intentan matarse a toda costa para sobrevivir, todo esto a velocidad de vértigo y manteniéndote pegado a la pantalla.



Joey Ansah

 
En cuanto a los peros, quizás todo le sale siempre demasiado bien a Bourne, pero qué coño, se lo ha merecido. Los actores brutales, a parte de Damon glorioso, están David Strathairm que hace de otro criminal desde la oficina y con traje. Paddy Considine está tremendo, Daniel Brühl lo borda (me parece un actorazo), Julia Stiles (de las que repite en las 3), Joan Allen casi clavando su papel de la segunda, Scott Glenn o Albert Finney. 
 



Matt Damon & Joan Allen
 
 
En definitiva, un cierre glorioso de la saga, al más alto nivel y un cine de acción que veremos si es superado, mejor que muchas películas de James Bond.
 
Os dejo con el tráiler.
  
 

lunes, 26 de enero de 2015

The Bourne Supremacy (2004)

Cartel del film
 
 
Paul Greengrass se pone a los mandos en la dirección en esta segunda parte de la saga, donde se continua argumentalmente con los hechos narrados en la primera parte, con los que tiene estrecha relación. Jason Bourne (Matt Damon) sigue totalmente inactivo y viviendo su vida al lado de la mujer que ama en la India, pero pronto se verá envuelto en una trama de espionaje en la que será acusado de asesinato. Una vez más, y con el hándicap de su amnesia, se tendrá que sobreponer al asesinato de su chica Marie (Franka Potente), poner en práctica todos sus conocimientos, sobrevivir y desmontar el plan de los malos que le quieren eliminar. Eso hace que él saque al monstruo que lleva dentro de nuevo...



Matt Damon


 
Lo mejor del cambio de director, es que a Paul Greengrass este film le viene al pelo, ya que para empezar mejora la puesta en escena, que ya era buena, para hacerla genial. Greengrass demuestra ser muy bueno en el uso del montaje acelerado aplicado prácticamente a todo tipo de escenas, no sólo las de acción. Lo mejor es el ritmo perfecto que imprime al film en todo momento, que te mantiene atrapado y pegado a la pantalla, además nada sobra en sus films sin pararse a detalle inútiles.



Karl Urban

 
La acción del film se traslada a Europa, Londres, París, y sobre todo Moscú dónde se desarrolla la parte más importante del film. La escena de persecución en coche por las calles de Moscú, es de la mejor rodadas que he visto, dónde Karl Urban ese asesino malvado, le pone las cosas muy difíciles a Bourne, e incluso le deja malherido. Eso si, por contra, todo lo superior que tiene esta entrega en la parte técnica y artística del director, lo tiene de menor en la parte argumental, que es más sencilla que la de su predecesora.
 
 

Franka Potente


Los actores vuelve a ser su mejor baza, un elenco con Matt Damon a la cabeza que sigue siendo bestial, repite Brian Cox, que aquí adquiere mucha más importancia, Franka Potente dura tan poco que baja mucho su participación. Julia Stiles sale poco, pero está más que aceptable.  Joan Allen, como jefa de la CIA, es pieza clave que está del lado de los buenos y le salva a Bourne y establece con él una relación argumental excepcional. Karl Urban, poco expresivo, un asesino frío pero que cuadra a la perfección con el personaje de ruso de pocas palabras.



Joan Allen & Brian Cox
 
 
Otra buena película en definitiva, que te da entretenimiento a raudales y desde luego un deleite a la hora de verlo que da gusto.
 
Os dejo con el tráiler.
 
 

domingo, 25 de enero de 2015

The Bourne Identity (2002)

Cartel del film

 
Robert Ludlum escribió "El caso Bourne" en 1980, iniciando con ella una trilogía que, tras su muerte, ha sido continuada por otro autor hasta convertirla en una saga de siete novelas. En 2002 Tony Gilroy y William Blake Herron, adaptaron la obra de Ludlum para que Doug Liman realizara El caso Bourne, con Matt Damon dando vida a uno de los ya más famosos espías de la historia del cine. Con este film, se inició una de las mejores sagas de los últimos tiempos, en este tipo de cine.
 
 
 


Jason Bourne, es un asesino del gobierno que un día pierde la memoria y de repente se verá perseguido por sus propios superiores, temiendo éstos que Bourne pueda dar a luz algunos secretos, e ignorando el propio Bourne quién es él en realidad, por lo que poco a poco irá tomando conciencia de quién es realmente, todo ello entre persecuciones, peleas y tiros.
La habilidad del director, es que lo hace desde una perspectiva de thriller de los 70 aderezado con ciertos toques modernos, como el rápido montaje con efectos de sonido, aunque sin abusar, unas escenas de acción de mucho impacto, y persecuciones como la del mini por París, realmente gloriosas.
 
 
  Matt Damon (Jason Bourne)

Lo mejor de esta trama de la película, es que no es complicada, ni tiene giros de guión que sorprendan, sino que es una historia sencilla y muy bien llevada, bien construida, y con una cualidad fundamental y es la de enganchar al espectador desde la primera escena y mantenerte pegado a la pantalla hasta el final. Servida con buen oficio, demostrando que la buena narración de una historia es básico en el cine. Conseguir que el espectador se involucre y preocupe por lo que le pasa a los protagonistas es el gran éxito de un buen film. Y la puesta en escena me parece magnífica.



 
Los actores todos perfectos. Matt Damon lo borda en un personaje hecho a su medida, y que buscando su identidad jamás permite que ni él ni su chica sufran daño alguno, quizás la transmisión de una seguridad pasmosa sea uno de los grandes toques del actor. Franka Potente (morbosa donde las haya) es una buena actriz, que quizás tiene el personaje más débil de la historia, pero clave para el desarrollo y su relación con Damon está muy bien llevada. Destacable Clive Owen, que se hace notar como un frío asesino cuyo encargo es eliminar a Bourne, una de las mejores escenas de la película. Los veteranos Brian Cox y Chris Cooper aportan madurez.
 


Franka Potente
 
 
Liman luego será superado por Paul Grengrass... pero eso es en el siguiente post.
 
Os dejo con el principio de este enorme film.



jueves, 22 de enero de 2015

Whiplash (2014)

Cartel del film


 
Damien Chazelle dirige esta auténtica joya que deslumbra y a la vez sobrecoge, y que parte de un excelente guión, una puesta en escena que sabe sacar el máximo partido de los recursos disponibles, de una historia aparentemente sencilla, y que basada en la descomunal actuación de sus dos intérpretes principales, Miles Teller y J.K. Simmons, alcanza la categoría de sublime.
El duelo interpretativo entre los dos actores principales llega a cotas gigantes, y os puedo asegurar que hacía tiempo que no veía un Tour de Force de este nivel.




Miles Teller & J.K. Simmons

 
Un joven estudiante de batería, Andrew Neiman (Miles Teller) de una prestigiosa escuela de música, cree que tiene la oportunidad de su vida cuando pasa a formar parte de un grupo de élite, una banda a cuyo frente está un profesor, Terence Fletcher (J.K. Simmons) que lleva a extremos insospechados las exigencias a sus alumnos. En pocos minutos de cinta, entramos de lleno en las inquietudes del chico, que quiere destacar y triunfar a cualquier precio en su verdadera vocación que tiene desde pequeño, pero lo que no imaginaba es que su reto sería tan duro. Pronto, todo adquiere una elevada intensidad, ya que el tremendo esfuerzo del protagonista y su empeño exagerado para poder estar a la altura que exige el maestro, sobrepasa límites incalculables, y así en cada ensayo deja al espectador tan exhausto como al protagonista. 
Esa es la gran fuerza de este film, que te mete en la historia hasta el fondo y sufres con el protagonista al mismo nivel.
 



 
Por si fuera poco, a lo largo de la peícula van surgiendo lecturas muy interesantes sobre temas como la obsesión por la perfección, las privaciones y sacrificios que hay que hacer para conseguir metas, de hecho el chico lo deja con su novia porque cree que no podrá dedicarle todo el tiempo que merece (honesto por su parte, pero un error tremendo, bajo mi punto de vista), y también ese eterno tema que nos afecta a todos, el del reconocimiento social en determinados campos (ninguneados) que en el entorno familiar duelen mucho más.




 
Lo mejor, es que sin contar con actores que sean estrellones, tenemos el descubrimiento de Miles Teller, con muy buenas hechuras, que está al nivel de J.K. Simmons, que es un veterano que da un auténtico recital, embutido en ese papel de sargento de hierro que exprime al máximo a sus pupilos.
Ya para remate, una excelente banda sonora con piezas excelsas de jazz, completan la joya.

Os dejo con el tráiler.
 
 

martes, 20 de enero de 2015

Mejores escenas cómicas del cine (XXV)




En 1984 Martin Brest dirige Superdetective en Hollywood, dónde Axel Foley (Eddie Murphy) es un genial, impetuoso e inteligente detective de Detroit, que sigue la pista del asesino de un amigo suyo que fue a visitarle, que le lleva a uno de los barrios más elegantes, ricos y de lujo de Beverly Hills.
Primero Axel, antes de lograr su objetivo, tendrá que hacerse amigo de los policías que desde que llega a la ciudad le vigilan, Taggart (John Ashton) y Rosewood (Judge Reinhold). Antes ha contactado con su amiga del pasado Jenny Summers (Lisa Eilbacher), que trabaja para un importante marchante de arte.




 
En una escena descacharrante, Axel se zafa de sus compañeros de profesión, metiéndoles unos plátanos en el tubo de escape, mientras les distrae con unos sándwiches que les envía a modo de invitación desde el hotel, todo con el fin de que no le puedan seguir en sus pesquisas.
 
Disfrutad de la escena.
 
 

jueves, 15 de enero de 2015

Birdman (2014)

Cartel del film

 
"Usted es una celebridad, no actor". Una frase que resume la esencia de lo que Iñárritu quiere mostrarnos, es decir, las consecuencias que el miedo al fracaso, a no dejar ninguna huella, provoca en nuestro interior, y por tanto hacia los de nuestro entorno, por creernos las opiniones de los demás.
Riggan Thomson (Michael Keaton) espera que encabezando una nueva y ambiciosa obra en Broadway logrará, entre otras cosas, dar nueva vida a su moribunda carrera. En muchos sentidos es un iniciativa profundamente insensata, pero el antiguo superhéroe (que rechazó hacer Birdman 4) del cine tiene grandes esperanzas de que esta idea creativa le legitimará como artista y demostrará a todos (incluido él mismo) que es algo más que una vieja gloria de Hollywood.


Michael Keaton


Al llegar la noche del preestreno de la obra, el actor principal de Riggan resulta fatalmente herido en un increíble accidente durante los ensayos, por lo que ha de ser sustituido rápidamente. A sugerencia de la primer actriz, Lesley (Naomi Watss), y ante la insistencia de su mejor amigo, productor, abogado y mil cosas más Jake (Zach Galifianakis), Riggan contrata al principio con ganas, luego a regañadientes a Mike Shiner (Edward Norton), un elemento conflictivo, que tiene a su favor la garantía de venta de entradas y una elogiosa crítica en el New York Times. Por si fuera poco, a Riggan se le acumulan los problemas, ya que debe vérselas con su novia y coprotagonista, Laura (Andrea Riseborough), con su hija, que trabaja para él (es su asistente personal), recién salida de un tratamiento de rehabilitación, Sam (Emma Stone), así como su ex-esposa, Sylvia (Amy Ryan) que aparece en momentos puntuales y clave para ser la balsa de aceite que el protagonista necesita.



 
 
Una de las interpretaciones más portentosas de los últimos tiempos por parte de Michael Keaton, y una réplica bestial de Edward Norton hacen de esta película una de las mejores que haya visto en mucho tiempo. Por otro lado la película es un plano secuencia continuo, en algunos momentos empalmados digitalmente, casi sin que se note, pero que le da una realidad tremenda a la película, ya que vivimos a cada instante lo que le pasa a todos los miembros de la obra, tanto en el escenario, como, sobre todo, entre bambalinas y detrás del mismo, en sus camerinos, sus comidas de tarro, sus subidas y bajadas. 



 
La película tiene dos o tres cosas tremendas, primero ritmo, nunca decae, de hecho lo del plano secuencia continuo es un gran recurso que hace que la película no acelere en demasía, pero que no decaiga, un guión realmente apabullante y con muchos recursos y por último unos actores a la altura y que están dispuestos a reírse de si mismos, con lo que todo ese cóctel conforma una de los mejore films que se pueden ver en la actualidad.


Emma Stone


Os dejo con el tráiler de esta pasada de película.

 

domingo, 11 de enero de 2015

Ha muerto Anita Ekberg.

 
 
La actriz sueca Anita Ekberg, inmortalizada por su célebre baño de La Fontana de Trevi en la película de Federico Fellini "La dolce vita", del año 1960, ha fallecido hoy en Roma a la edad de 83 años. Los medios italianos que han dado la noticia han informado que el deceso se produjo a las 10:30h en la clínica San Raffaele di Rocca di Papa, a unos 30 kilómetros al sur de la capital italiana.
Sueca de nacimiento, Ekber vivía desde hacía años en Genzano, una villa en la localidad romana de Montegiove, a las afueras de la capital.
Su nombre real era Kerstin Anita Marianne Ekberg y nació en la ciudad sueca de Malmo el 29 de septiembre de 1931, en el seno de una familia numerosa compuesta por otros siete hermanos.
 
 
 
 
Con sus curvas exuberantes y su pelo rubio, se convirtió en Miss Suecia a los 19 años, en 1950. De inmediato se trasladó a Estados Unidos donde participó en el certamen de Miss Universo, aunque no ganó.
Sin embargo, esta cita le abrió las puertas de la meca del cine, Hollywood. Cinco años después de su llegada recibió el Globo de Oro a la Mejor Actriz por su papel en "Callejón de Sangre", de William A. Wellman.
Sería Federico Fellini, en 1960, el encargado de convertirla en un icono de sensualidad y el erotismo, con su papel como Silvia en la película "La Dolce Vita", considerada una de las obras maestras del neorrealismo italiano y una pieza fundamental en la historia del cine. La voluptuosa actriz se convirtió en símbolo sexual de toda una generación.
 
Como homenaje os pongo la mítica escena del baño en la Fontana de Trevi en versión original.
 
 

jueves, 8 de enero de 2015

The Imitation Game (2014)

Cartel del film


Una de las películas sobre la que más esperanzas tenías depositadas a principio de este año y que va encaminada como un tiro a los Óscars, es el biopic sobre la figura de Alan Turing (a quien interpreta de manera magistral Benedict Cumberbatch), el matemático británico que se hizo famoso por descifrar los códigos secretos nazis contenidos en la máquina Enigma, lo cual determinó de manera clara el devenir de la II Guerra Mundial (1939-1945) en favor de los Aliados. Lo más curioso, es que este inventor no fue admirado como un héroe en su propio país, y su condición de homosexual le trajo más problemas que alegrías, ya que todavía en aquella época en Gran Bretaña no estaba bien visto dicho tema, por lo que fue acusado y juzgado en 1952.



Benedict Cumberbatch (Alan Turing)



Todos los biopics tienen la caracterísitca general de que se centran demasiado en el protagonista y no se dedica demasiada atención al resto de personajes que conforman el film. En este caso no estamos ante un caso diferente, pero me asaltaron en la butaca muchas similitudes (más de las que pensaba) con Una mente maravillosa ("A beautiful mind", Ron Howard, 2001), sobre todo argumentales. Keira Knightley está más que digna en un papel que sirve de puente entre sus detractores y ayuda a humanizar a Turing. Charles Dance y Mark Strong están también estupendos, aunque sus personajes algo desaprovechados, pero lo de Strong es muy encomiable en un papel clave.




La película para mi tiene un pequeño fallo en los flashbacks, que son el medio utilizado para explicar la condición de homosexual de Turing, algo por lo que el director va poco a poco pasando de puntillas hasta que ya es algo inevitable. En esa comparativa con la película de Howard, en aquella si que el director se metía a fondo con los "problemas" de John Nash.
Pero desde luego, donde la película es brillante es a la hora de mostrarnos el proceso por el que Alan Turing y su equipo de trabajo logran descifrar el código utilizado por los alemanes.



Pero es ahí dónde para mi no se le da el valor a la figura de Turing, ya que su genialidad al crear una máquina (Christopher) que descifraba esos códigos, se ve minimizada a una charla de bar, y por otro lado un hecho que para mi es muy importante y por el que se pasa un poco por alto, como era que en el grupo de trabajo había un espía ruso, porque realmente el tema en cuestión era de suma importancia y las personas implicadas debían mentir a sus familias sobre lo que hacían, jugándose el pellejo y al filo de la traición sino cumplían con su misión.


 
 
Benedict Cumberbatch lo borda, su personaje tiene muchos matices, detalles, etc., y se nota que el actor está en un momento muy dulce de su carrera. De hecho, los momentos cómicos que él protagoniza dentro de un thriller dramático, dan chispa a un film a veces un pelín plano.
 
Os dejo con el tráiler de esta muy recomendable película.
 

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Las mejores películas de 2014.


 
Éste año que hoy acaba ha sido complicado para el que escribe, y con muchas situaciones personales duras y raras, pero ha tenido muy buena cosecha de películas, y yo paso a dar una lista de las 5 mejores, de aquellas que he podido ver, y que más me han transmitido, fascinado o impactado.
Este año vuelve a ganar una del espacio (el año pasado fue Gravity), pero leches es que son muy buenas. Lo malo en esto del cine, es como es sabido hay películas sobre todo americanas, que se estrenan allí a final de este año y aquí no se ven hasta 2015, por lo que a veces algo se escapa.
 
 
*1)INTERSTELLAR de Christopher Nolan.
 
Christopher Nolan dirige esta película inspirada en la teoría del experto en relatividad Kip Stepehen Thorne, sobre la existencia de los agujeros de gusano, y su función como canal para llevar a cabo los viajes en el tiempo.
Una película que con el paso del tiempo me parece muy buena, al principio le achacaba demasiada duración, pero en fin, algún pero has de ponerle, la verdad es que es una pasada de film con Nolan siempre a un nivel muy alto al igual que muchos de los actores.
 
Os pongo el traíler.
 
 






*2)LA ISLA MÍNIMA de Alberto Rodríguez.

Excelente thriller policíaco español del que salí encantado de la butaca del cine.
Un puñetazo en la mesa me parece este film, que demuestra que en este país todavía se hacen películas de calado y mucha calidad, y además por si fuera poco, recupera un género algo devaluado como el policíaco negro, en el que los actores están simplemente sublimes. Una película que si alguien todavía no ha visto (la he recomendado a todo Cristo) debería hacerlo ya.

Os dejo con el traíler.

 





*3)EL GRAN HOTEL BUDAPEST de Wes Anderson

Qué bien me lo pasé viendo esta película. Se trata de un film detallista, diría que hasta el exceso, calculado al milímetro, estudiado hasta límites insospechados, para que el espectador disfrute de su visionado como si de un poema se tratase, con rimas y sílabas numeradas, además de disponer para ello de uno de los mejores repartos que se pueden tener a día de hoy en el cine. Una comedia diferente pero muy atrayente.

Os pongo el traíler.

 





*4)300: RISE OF AN EMPIRE de Noam Murro.

300 se centraba en la lucha de los espartanos elegidos por Leónidas en las Termópilas ante las ordas de Jerjes, mientras que aquí son unos cuantos griegos más, a bordo de barcos haciendo frente a la innumerable armada persa. Antes de eso, el general griego Temístocles (dentro de las Guerras Médicas 500-479 A de C.) había intentado sin éxito conseguir la unidad de las polis griegas. Es por eso que los espartanos marchan por su lado y los atenienses combaten por el otro, no unidos. Es, en definitiva, la recreación de algo que pasaba en paralelo y a la vez, dentro de la misma guerra, y aquí vemos otras batallas (como la de Maratón al principio, cuyas consecuencias se ven después) no menos importantes. No mejora a la primera, pero es una buena segunda parte.

Os dejo con el traíler.

 






*5)OCHO APELLIDOS VASCOS de Emilio Martínez Lázaro.

El cine también es comedia y si te hace reír como este film durante toda la película, no es de extrañar su taquillazo y que gracias al boca a boca meses después se siguiera viendo en las salas de cine. Acierto total de director, actores y un guión que lo borda. Mención especial para un soberbio Karra Elejalde.

Os dejo con el traíler.

 

martes, 30 de diciembre de 2014

Good bye, Lenin! (2003)

Cartel del film


En el año 2003 Wolfgang Becker dirige esta comedia alemana que cosechó gran cantidad de premios en festivales, y que por otro lado hizo que recordáramos que se sigue haciendo buen cine europeo. God Bye, Lenin! es el perfecto homenaje a la caída del muro de Berlín, de cuyo acontecimiento se han cumplido hace escasas fechas 25 años.
Más allá de todo eso, el film es impactante por su mensaje, a medio camino entre la esperanza y la melancolía, que te hace reír, llorar y sobre todo soñar.



Daniel Brühl & Katrin Sass


La película se encuadra en Berlín, en octubre de 1989, unos días antes de la caída del muro, dónde la madre de Alexander Kerner (Daniel Brühl, actor hispano-alemán que está brutal), una mujer orgullosa de sus ideas comunistas, ecae nferma y entra en coma. Cuando despierta 8 meses después, su hijo hará lo posible y lo imposible para que no se entere de que ha caído el muro, de que las dos Alemanias se han reunificado y de que ahora son capitalistas.
Su objetivo es convertir el apartamento familiar en una isla anclada en el pasado, una especie de museo del socialismo en el que su madre viva cómodamente creyendo que nada ha cambiado.




Los supermercados desechan sus productos de siempre para llenar las estanterías con marcas occidentales, viene Ikea, etc., y los puestos fronterizos se desvanecen... todo eso pasa mientras a la madre de Alex, Christiane (Katrin Sass) que vive en una burbuja del pasado gracias a las increíbles cosas que hace su hijo, le parece que todo sigue igual.
Esa mentira graciosa, y cómo Álex se las ingenia para convertir la habitación de su madre en el último recodo puramente socialista de la RDA, llena la historia de escenas divertidísimas como la repentina aparición del cartel de Coca-Cola o cada uno de los falsos noticiarios que Álex y su amigo Denis (Florian Lukas) graban. Pero, al mismo tiempo, esconde cierta crítica social hacia la situación política y económica del momento, aderezada con un sinfín de comentarios irónicos sobre el poder de Occidente, que arrancan más de una sonrisa.
 



Película que atrapa al espectador, con grandes interpretaciones, una bellísima banda sonora de Yann Tiersen que provoca muchas emociones, todo ello unido conforma una carga dramática de una historia familiar única y una enorme película.
 
Os dejo con el film.

 

domingo, 28 de diciembre de 2014

Mejores escenas cómicas del cine (XXIV)


 
En su día el año pasado hice el homenaje a los 15 años de esta maravillosa película que no me canso de ver "El Gran Lebowski", una comedia negra de las más gloriosas que he visto y que a día de hoy sigue tan vigente como en su estreno.
Qué puedo decir de una de mis películas favoritas... que la veo cada cierto tiempo porque no paro de reir, que ver al Nota a menudo es un estilo de vida, o sacar parecidos entre la gente normal con Donny o Walter puede llegar a ser de lo más chanante... pues eso y muchas cosas más.
Pero ante todo estamos ante una comedia redonda, dónde los hermanos Ethan y Joel Cohen lo bordan al crear el personaje de "El Nota".




Hoy quiero recordar una escena absolutamente brutal, cuando El Nota (Jeff Bridges) y Walter (John Goodman) van a tirar las cenizas de su amigo Donny (Steve Buscemi) fallecido tras un infarto. Después de un discurso de Walter (en el que no faltan referencias al Vietnam), al tirar las cenizas (ojo metidas en una caja de galletas)... el viento se las echa a la cara... con el consiguiente cabreo de El Nota que le echa en cara a Walter con el imborrable comentario de: "Acabas convirtiendo todo en una parodia, tío... ¿qué era esa mierda del Vietnam?"...
 
 

viernes, 26 de diciembre de 2014

Exodus: Gods and Kings (2014)

Cartel del film

 
Ridley Scott es un director que me desconcierta, después de un comienzo de su carrera poco menos que meteórico (que desde luego no ha vuelto a alcanzar ese nivel ni de coña) y aunque a pesar de su innegable talento para la puesta en escena, es algo irregular e inconsistente, sobre todo en la elección de guiones, por ello me tiene confundido y desorientado.
Exodus: Dioses y Reyes es su nueva producción, la cual posee un muy buen elenco de actores con Christian Bale (que elige muy bien sus papeles siempre) haciendo de Moisés, Joel Edgerton encarnando a Ramses liderando la propuesta de esta película bíblica que digamos es la visión a día de hoy de la magnífica "Los diez mandamientos" de 1956, dirigida por Cecil B. DeMille. 



Joel Edgerton & Christian Bale

 
El film narra la historia de Moisés (Christian Bale), un hombre cuyo coraje desafió a un imperio cuando se rebela contra el todopoderoso faraón Ramsés (Joel Edgerton), liberando a 600.000 esclavos en una épica huida a través de Egipto, llena de peligros y mortíferas plagas, en busca de la Tierra Prometida.
El problema de esta cinta es que te deja vacío, una sensación de que te aporta muy poco y de que has perdido el tiempo (y hablamos de un film de 150 minutos). Hay muchos sitios por donde criticar la película, pero el guión de Adam Cooper, Bill Collage, Jeffrey Caine y Steven Zaillian es el gran mal que destruye cualquier posibilidad de que "Exodus: Dioses y Reyes" sea una buena película. Y es que a ese guión le falta profundidad dramática, se queda en lo superficial, no ahonda en personajes que tienen mucho que decir, cosa que se ve muy bien en los patéticos diálogos a los que se ven sometidos muchos de ellos.
 




 
Los guionistas buscaron un ritmo vivo para que el espectador no se aburra, pero eso choca con el tono grandilocuente que el director quiere dar desde la puesta en escena. Así nos encontramos ante la contínua superficialidad y las ganas de la película por parecer importante y grande, cosa que no consigue en ningún momento, sin menospreciar su abrumador despliegue visual dónde nada está mal, pero resulta rutinario, cansino diría.
La ausencia de una gran escena impactante es decepcionante, de hecho el momento final con la lucha en El Mar Rojo resulta de lo más insípida, después de haberte puesto los dientes largos. Pero de entre lo más frustrante es que un actorazo como Christian Bale saca la calidad que tiene en pocos momentos, pero da verdadera lástima porque es un portento y por instantes su personaje de Moisés es sosaina.
 


Christian Bale & María Valverde

 
Del resto de actuaciones Joel Edgerton (que tiene el papel de más jugo creo) sale airoso, pero su duelo con Bale se queda en nada ya que se anula el vigor con el protagonista, pero el problema viene en los secundarios. Los pequeños e insignificantes diálogos a los que son sometidos Ben Kingsley o incluso María Valverde (guapísima y muy notable) les imposibilita aportar más. Lo de Sigourney Weaver que es anecdótica, para soltar dos frases después de su presencia física y muda del principio. Otro gran desaprovechado es Aaron Paul.
 




Lo peor de todo es que la película no resulta entretenida, es a partir del destierro de Moisés cuando empiezan a salir todos sus males a relucir. Las apariciones de Dios en forma de niño son bastante infames, y por si fuera poco toda la parte de las tablas la resume en una microescena absolutamente patética. Todo esto provoca que el espectador se vaya sumiendo es una desesperanza contínua con el paso de los minutos, ni siquiera las palomitas ayudan.




En definitiva un guión malo, una puesta en escena (el punto fuerte del director) con falta de fuerza y un reparto que no está mostrando su mejor cara.
Ni que decir tiene que no aguanta comparativa alguna con Los Diez mandamientos.
 
Os dejo con el tráiler de esta gran decepción.
 
 

miércoles, 24 de diciembre de 2014

7 Women (1966)

Cartel del film
 
 
El gran John Ford cerró su carrera como director con una película que algunos juzgan como menor, y no digo que no lo sea en cuanto a formato y quizás puesta en escena, pero desde luego no en cuanto a trasfondo, en interpretaciones ni lecturas. Mucho se ha dicho de que si Ford era un cineasta ultraconservador que rayaba el fascismo, hombre no sé si llegaba a tanto, pero desde luego al ver este film no diría yo eso.
La historia se centra en el verano de 1935, en la frontera entre China y Mongolia, dominada por señores feudales y bandidos, dónde los miembros de una misión americana se encuentran desamparados tras la invasión del país por Tunga Khan (Mike Mazurki, uno de los borrachines y esbirros más característicos del western en general y del de Ford en particular, detalle importante como se verá). Ante la urgente petición de un médico por parte de la misión, llegará como respuesta la doctora Cartwright (Anne Bancroft, que está brutal), una persona con ideas modernas e independiente, descreída y mundana, con un carácter fuerte y una sinceridad que chocan demasiado frontalmente con el ambiente tradicional y conservador que se respira en la misión.
En la misión, dirigida por Agatha Andrews (Margaret Leighton, que está fenomenal), se combina el trabajo material con la educación religiosa. En ella convive con algunos criados chinos y con sus colaboradores, Jane (Mildred Dunnock), la señorita Russell (Anna Lee, una de las fijas de Ford a lo largo de su carrera, y amiga personal), Charles Pather (Eddie Albert), el profesor de religión, su esposa Florrie (Betty Field, espléndidamente insoportable), que vive un embarazo tardío y muy peligroso, tanto por ese hecho mismo en sí como por la situación que rodea a la misión, y, sobre todo, con la joven Emma Clark (Sue Lyon, algo alejada, aunque no del todo, de sus carnales exhibiciones para Kubrick), atractiva muchacha por la que enseguida adivinamos que la señorita Andrews siente una inclinación “especial”.
 

 
 
Ford no acaba de concretar el planteamiento del film, pero no por relajación o pereza, sino que es, diría que aposta para que provoque, de manera imperfecta, una atmósfera opresiva y muy amenazante, ese tipo de peligro difuso, difícil de definir pero que hace que la vida de un grupo de misioneras laicas norteamericanas penda de un fino hilo.
La película transita a lo largo de sus apenas 83 minutos en un equilibrio de contrarios en lucha permanente, simbólicamente encarnados en los personajes.
 
Os dejo con este film no tan menor.
 
 

miércoles, 17 de diciembre de 2014

End of the century-The story of The Ramones (2003) (Documental)


 
End of The Century-The story of The Ramones, es el título del documental que resume la historia de una de las bandas míticas del rock and roll de todos los tiempos y fundadores en gran parte del punk, The Ramones. Dirigido por Jim Fields y Michael Gramaglia, donde la propia banda cuenta su historia.
Johnny, Joey y Dee Dee, los tres miembros fundadores del grupo, e incluso Tommy, participaron activamente en el documental, a pesar de que Johnny y Joey apenas se dirigieron la palabra durante años, del evidente estado de adicción de Dee Dee y de los rencores acumulados tras 22 en la carretera.
En "End of the Century", los Ramones hablan sin tapujos sobre cómo dieron origen al punk en 1974, su influencia clarísima de los Stooges (grupo primigenio del punk) y cómo fueron sistemáticamente repudiados en su país, a la que vez que eran venerados en el resto del mundo.
También se remontan a sus orígenes en Forest Hill en el distrito de Queens, New York.
Joey Ramone perdió la vida en 2001 por linfoma y poco después de filmar estas entrevistas, el bajista y auténtica fuerza creativa de la banda Dee Dee murió a causa de una sobredosis y, a continuación y poco antes del estreno en cines, el guitarrista y manager interno de la banda Johhny Ramone fallecería tras una larga enfermedad, fueron muy seguidas sus desapariciones.

Os dejo con este pedazo de documental.



martes, 16 de diciembre de 2014

Noviembre (2003)

Cartel del film


 
Después del exitazo que supuso El Bola (2000) para Achero Mañas, el actor reconvertido a director de cine, en 2003 realizó Noviembre, que es un falso documental (lo de falso en el mejor sentido de la palabra) sobre un grupo de teatro español, que llevaba el nombre de ese penúltimo mes de año.
Esta película tiene un concepto que me encanta y es que para aquellos que piensan que el cine dejó de ser el Séptimo Arte para convertirse en una máquina de hacer dinero, en este film encontrarán todo lo contrario. El cine aquí pasa a ser arte, transmite, enseña sensaciones, vivencias y sobre todo una historia muy real, y además consigue que una vez vista, sientas que puedes cambiar el mundo.
 




 
Alfredo (Óscar Jaenada) llega de un pueblo de Murcia a Madrid para estudiar interpretación. Allí logra unir a un grupo de alumnos y amigos y formar su grupo de teatro, embadurnado de un barniz total de idealismo. El grupo se basa en actuar en la calle, en el metro, en un parque... para llamar la atención del espectador sobre hechos como la guerra, el mal endémico que provoca la televisión, el terrorismo, etc., siempre sin cobrar un duro, ya que el dinero corrompe el arte.
¡Cierren las salas, el arte está en la calle! Empujado por el grito revolucionario y ese espíritu antes reseñado, Alfredo como líder del grupo decide crear "un arte más libre, hecho con el corazón, capaz de hacer que la gente se sienta viva".



 
Los montajes que realiza el grupo en la calle están muy bien realizados y montados, y parecen que sean grabados con cámara oculta ante la reacción del público. En esas actuaciones no hay límites ni censuras, de hecho hay momentos radicales, que provocan discusiones entre los miembros del grupo sobre las líneas a seguir. Pero son ideas, unas mejores u otras menos bien llevadas, con la finalidad de que el espectador deje de ser un mero espectador y forme parte de la función. El teatro como la vida, la vida como el teatro... no hay diferencia, sólo pasión. Eso provocará que pongan en alerta a las fuerzas de orden público.
Además, también es una nueva muestra de las ganas de cambiar el mundo que se tiene cuando uno es joven, y que con el paso de los años se quedan en un vago recuerdo de juventud.
 
 


 
Óscar Jaenada está soberbio, Ingrid Rubio no lo hace nada mal y todos los actores como Héctor Alterio y sobre todo Juan Diego (al que admiro mucho) están sobresalientes.
 
Os dejo con el film.